México: el caso Iguala

Al menos uno de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa – México ha sido identificado entre los restos hallados en el basurero de Cocula en el estado de Guerrero.

 

Con una serie de pruebas de ADN realizadas en la Universidad de Innsbruck, en Austria, ha confirmado que un “fragmento de tejido óseo” corresponde a un joven llamado Alexander Mora Venancio.

El Gobierno mexicano dijo que cuenta con evidencias de que los 43 estudiantes fueron masacrados y calcinados tras la identificación de una de las víctimas. Sin embargo, forenses insisten en que es necesario recabar aún más pruebas científicas.

Según en medios locales el fiscal mexicano Jesús Murillo, “esta prueba científica confirma que los restos encontrados en una de las escenas coincide con la evidencia de la investigación”.

Sin embargo, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que participa en las investigaciones a petición de los familiares de los estudiantes desaparecidos en Iguala, señala en un comunicado que se debe contar con mayores pruebas materiales, más allá de las testimoniales, y continuar con la búsqueda de los desaparecidos, recoge la agencia Reuters. Además, el EAAF recuerda que el equipo no ha sido testigo del hallazgo del fragmento identificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *