Jefes de bandas delincuenciales desconfían del estafador

Eddy Pineda, alias "Pitufo", inserto, Bernardo Martínez Rojas, aliaz "Zapoyol", dos "comandantes" de la oposición en Nicaragua y rivales del estafador Gerardo Sánchez.

El dinero, el maldito dinero. La principal debilidad de Gerardo Sánchez y compañía, cuya obtención intentaron extender poniendo bajo su bota al grupo delincuencial que opera bajo la bandera del sanguinario coronel somocista Enrique Bermúdez, alias “3-80”, el nuevo paradigma de la oposición nicaragüense.

 Los de la banda “3-80” ven a Sánchez como un hablador con verdadera incontinencia a través de Facebook, red social que lo atrae y atrapa como a cualquier adolescente. Pasa todo el día haciéndole la guerra al gobierno sandinista desde su laptop.

Los ex contras Bernardo Martínez Rojas, alias “Zapoyol” y Eddy Pineda, alias “Pitufo”, señalados por las autoridades como dos connotados delincuentes, no confían en que el estafador Sánchez les maneje las ayudas que reciben de opositores empeñados en derrocar al gobierno sandinista.

“Zapoyol” fue detenido en 2005 cerca de Sabana Grande, en Managua, sindicado por cometer delitos en Matagalpa, Jinotega y Siuna con su banda de ocho miembros. Entre sus delitos de ese año se cuentan el asesinato del señor Julio Rugama, en Siuna, y el secuestro del menor Aquiles Oporta, en el sector de Los Valdez, Siuna, según publicó La Prensa, que ahora lo llama “rearmado” y “comandante”.

Sánchez y su recluta Enrique Castillo se burlan de sus rivales del “3-80” y en medio de su diálogo, el estafador confirma que el atentado contra “Zapoyol” fue cometido por narcos, al igual que el perpetrado en contra del delincuente “Sheriff”, que le costó la vida en Honduras.

Haga “click” en el PDF para ver el documento:

Desconfianza_por_manejo_de_dinero.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *