¿Fundadores de la JS? No, traidores y descarados

Carlos Fonseca Terán

Un grupito de traidores que en los años ochenta perteneció a la Juventud Sandinista 19 de Julio, y que ahora se dedica a criminalizar y lanzar lodo contra la organización, ha aparecido descaradamente en estos días queriendo utilizar el prestigio histórico de la Juventud Sandinista, ese que ellos mismos no pudieron destruir, acusando de paramilitares y turbas a los jóvenes militantes actuales de esa organización, promoviendo la persecución contra ellos (varios de los cuales murieron víctimas de la cacería desatada en su contra) en los momentos más duros del fracasado golpe de Estado organizado y dirigido por la derecha a la que estos traidores pertenecen.

Quieren utilizar pues, el prestigio de la Juventud Sandinista, o sea de la organización a la que ellos traicionaron, para legitimar el vandalismo y el terrorismo golpista, el crimen, el irrespeto a los derechos humanos practicados por los que ahora están detenidos y siendo procesados por la justicia, para que esos crímenes y demás delitos cometidos no queden impunes, y para proteger tantas vidas de nicaragüenses patriotas y revolucionarios que estarían en peligro si esa gente estuviera en libertad.

Pretenden legitimar los crímenes presentándolos como “plantones, marchas ciudadanas”, etc., cuando todos sabemos a qué se dedicaban los delincuentes terroristas y asesinos de oficio que se apoderaron de las instalaciones de nuestras universidades públicas, destruyéndolas y convirtiéndolas en guaridas del crimen organizado y la delincuencia común, así como se apoderaron de algunas ciudades, martirizando a sus habitantes y aprovechando el acuartelamiento de la Policía Nacional, solicitado con ese propósito por los falsos mediadores del fracasado Diálogo usado por la derecha golpista como tribuna política y medio de presión y no como un medio de superación pacífica de la crisis; superación pacífica que ellos impidieron para después quejarse de la única solución que le pudimos dar, pero porque ellos así lo prefirieron, ya que de manera ilusa apostaron al derrocamiento del gobierno y por eso no previeron el desenlace que terminarían teniendo los acontecimientos.

Esta gente que pretende aprovechar el prestigio de la organización cuyos militantes fueron perseguidos, torturados y asesinados por esos mismos presos para quienes ellos demandan ahora libertad; esos que pretenden aprovechar ese prestigio que ellos mismos no pudieron destruir por más que se empeñaron en ello, tienen la desfachatez de hablar en nombre de los militantes de la Juventud Sandinista caídos en defensa de la Paz, la Patria y la Revolución en los años ochenta, enfrentados a la guerra criminal organizada y financiada por los mismos imperialistas yanquis, a quienes acude esta gente en busca de ayuda, pidiendo sanciones para el país, bloqueo económico e intervención militar.

Hablan en nombre de una Revolución, cuya sagrada bandera roja y negra, a la que ellos renunciaron hace muchos años, fue ultrajada, quemada, bajada de sus mástiles por las hordas enloquecidas y llenas de odio dirigidas por ellos mismos, en los momentos más álgidos del caos y la desestabilización que también ellos impulsaron bajo las directrices y con el financiamiento de las agencias usadas por Estados Unidos para disfrazar su intervención política en los asuntos internos de otros países.

La inmensa mayoría de los fundadores de la Juventud Sandinista 19 de Julio, de los que militamos en los años ochenta en nuestra heroica organización juvenil, de los que defendimos la Paz, la Patria y la Revolución frente a la agresión del imperialismo, estamos con la Revolución, con el Frente y con Daniel, enfrentados a la misma potencia imperialista que siempre ha querido someter a nuestro país.

La Juventud Sandinista 19 de Julio tiene hoy una nueva generación de héroes que ha arriesgado y ofrendado sus vidas en defensa de esa misma paz, esa misma patria y esa misma revolución que fue defendida en los años ochenta por nuestra generación, muchos de cuyos integrantes por cierto, tuvieron que volver a empuñar el fusil, arriesgar y ofrendar sus vidas junto a las nuevas generaciones, enfrentando a los grupos armados de la derecha golpista que sembraron el caos y el terror en el país y que causaron alrededor de doscientas muertes y graves daños a una economía que venía creciendo en beneficio de los más pobres.

Fundadores de la Juventud Sandinista 19 de Julio no pueden ser quienes habiendo participado efectivamente en su fundación, traicionaron después la causa revolucionaria en aras de la cual fue que se fundó esta organización juvenil. Fundadores no pueden ser quienes pretendieron incluso destruir específicamente esa misma organización de la que se quieren presentar ahora como fundadores.

Fundadores de la Juventud Sandinista 19 de Julio somos quienes habiendo sido también parte de su fundación, nos mantenemos firmes en la defensa de la causa revolucionaria sandinista a la par de las nuevas generaciones de militantes de la gloriosa organización juvenil del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que son quienes en el futuro estarán al mando de esta Revolución victoriosa e invencible.