Canciller: “Hay que detener injerencismo de EEUU”

Canciller de Nicaragua, Denis Moncada Colindres.

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, afirmó que los países de América Latina y el Caribe deben detener la injerencia de Estados Unidos (EEUU) en la región.

“Debemos poner un freno, un alto al injerencismo de EE.UU., específicamente, y a otras potencias que pudieran hacerlo”, expresó durante una entrevista concedida a teleSUR.

En el marco de la 73° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el funcionario reiteró que “parte de los retos de América Latina, el Caribe y el mundo entero es hacer prevalecer la libertad, la independencia y la autodeterminación; luchar por la no injerencia de las potencias”.

Además, aseguró que al Gobierno estadounidense no le agrada que en Nicaragua haya un Estado democrático “con políticas incluyentes y con programas de desarrollo económico y social para beneficio de las mayorías”.

Injerencia en Nicaragua

Moncada enfatizó que los miembros del Gobierno de Daniel Ortega han trabajado para restituir y restaurar la paz en el país, ante el intento de golpe de Estado promovido por grupos “de la derecha interna como de la derecha internacional con el financiamiento de EE.UU.”.

Asimismo, manifestó que las medidas unilaterales implementadas por el Congreso de EE.UU. y Gobierno de Donald Trump representan una forma de injerencia directa que pretende bloquear el financiamiento para el desarrollo y progreso de naciones como Nicaragua.

“El futuro es de los pueblos de América Latina y del Caribe. La derecha está buscando cómo restituirse y reconquistar terrenos que tenían anteriormente de una forma exclusiva”, precisó.

En ese sentido calificó como inaceptable el uso de medidas económicas coercitivas “para cambiar Gobiernos ilegalmente” y ratificó que “rechaza cualquier medida coercitiva para doblegar la soberanía de pueblos”.

Multilaterismo en ONU
El funcionario nicaragüense destacó que era necesario el fortalecimiento del multilateralismo en la ONU, así como una reforma tanto del organismo como del Consejo de Seguridad.

“La ONU no puede ser un club de países y de potencias exclusivamente. Debe ser la organización de todos los países del mundo, deben democratizarla y que esté en función de los países de este planeta”, aseveró Moncada.

Finalmente, demandó el cese de toda política injerencista que viola el derecho internacional con acciones intervencionistas en Nicaragua y en pueblos hermanos.