Canciller: “Hay que detener injerencismo de EEUU”

Canciller de Nicaragua, Denis Moncada Colindres.

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, afirmó que los países de América Latina y el Caribe deben detener la injerencia de Estados Unidos (EEUU) en la región.

“Debemos poner un freno, un alto al injerencismo de EE.UU., específicamente, y a otras potencias que pudieran hacerlo”, expresó durante una entrevista concedida a teleSUR.

En el marco de la 73° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el funcionario reiteró que “parte de los retos de América Latina, el Caribe y el mundo entero es hacer prevalecer la libertad, la independencia y la autodeterminación; luchar por la no injerencia de las potencias”.

Además, aseguró que al Gobierno estadounidense no le agrada que en Nicaragua haya un Estado democrático “con políticas incluyentes y con programas de desarrollo económico y social para beneficio de las mayorías”.

Injerencia en Nicaragua

Moncada enfatizó que los miembros del Gobierno de Daniel Ortega han trabajado para restituir y restaurar la paz en el país, ante el intento de golpe de Estado promovido por grupos “de la derecha interna como de la derecha internacional con el financiamiento de EE.UU.”.

Asimismo, manifestó que las medidas unilaterales implementadas por el Congreso de EE.UU. y Gobierno de Donald Trump representan una forma de injerencia directa que pretende bloquear el financiamiento para el desarrollo y progreso de naciones como Nicaragua.

“El futuro es de los pueblos de América Latina y del Caribe. La derecha está buscando cómo restituirse y reconquistar terrenos que tenían anteriormente de una forma exclusiva”, precisó.

En ese sentido calificó como inaceptable el uso de medidas económicas coercitivas “para cambiar Gobiernos ilegalmente” y ratificó que “rechaza cualquier medida coercitiva para doblegar la soberanía de pueblos”.

Multilaterismo en ONU
El funcionario nicaragüense destacó que era necesario el fortalecimiento del multilateralismo en la ONU, así como una reforma tanto del organismo como del Consejo de Seguridad.

“La ONU no puede ser un club de países y de potencias exclusivamente. Debe ser la organización de todos los países del mundo, deben democratizarla y que esté en función de los países de este planeta”, aseveró Moncada.

Finalmente, demandó el cese de toda política injerencista que viola el derecho internacional con acciones intervencionistas en Nicaragua y en pueblos hermanos.

Nicaragua defiende principios de soberanía e independencia en la ONU

Denis Moncada Colindres, canciller de Nicaragua.

El Canciller Denis Moncada ratificó que el Gobierno y pueblo de Nicaragua defienden el principio de independencia y soberanía, tal como lo establece la Carta de las Naciones Unidas.

Al intervenir en el Debate General del 73 Período de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, transmitió el mensaje de paz del pueblo nicaragüense, del presidente Daniel Ortega, y la vicepresidenta Rosario Murillo.

En la sede del máximo organismo internacional en Nueva York, recordó que a tres años de la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, continuamos siendo testigos de un mundo en crisis, con el uso de la fuerza, intentos de golpes de Estado y desestabilizaciones que amenazan la ejecución de los objetivos planteados.

Nicaragua ha ganado nuevamente la paz, la convivencia fraterna y el retorno de la normalidad, aseguró. Denunció que el intento de golpe de Estado que logramos vencer nos dejó grandes secuelas al ser terrorismo disfrazado de protestas pacíficas. En ese sentido mencionó los asaltos, violaciones, torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes.

En la región Nicaragua tiene un alto reconocimiento como factor de estabilidad, paz, disminución de la pobreza, equidad de género y de seguridad ciudadana, siendo un muro de contención ante el narcotráfico, subrayó.

El titular de Relaciones Exteriores demandó el cese de toda política injerencista. El Gobierno y pueblo han trabajado de manera sostenida por cumplir los objetivos de la Agenda 2030, indicó. Se refirió a que antes del intento del golpe de estado Nicaragua venía creciendo y superando los niveles de pobreza y pobreza extrema.

Enfrentamos una vez más la amenaza de Estados Unidos, denunciamos su intervencionismo e injerencia, amenazando con un proyecto de Ley en el Congreso. Para Nicaragua, contribuir con la paz internacional es alcanzar un desarme nuclear completo. Al respecto, rememoró que el Gobierno Sandinista ha apoyado la desnuclearización de la península coreana mediante el diálogo y la comunicación.
Nicaragua espera que se desmantelen lar armas nucleares de manera completa y que los países involucrados cooperen para asegurar la paz verdadera en la península coreana, añadió.

Reiteró que Nicaragua condena el criminal bloqueo contra Cuba y todas sus mediadas y ramificaciones extraterritoriales. Rechaza cualquier medida económica coercitiva contra pueblos y gobiernos, es inaceptable para nuestro país ese uso como método para cambiar gobiernos ilegalmente.

Aseguró que este año Nicaragua votará de nuevo contra el bloqueo económico, comercial y financiero que impone Washington a Cuba. Moncada ratificó la solidaridad con el pueblo y Gobierno de Venezuela, y el rechazo al intento de magnicidio contra Nicolás Maduro.

Es necesario continuar apoyando la descolonización en el mundo, Nicaragua aboga por la conformación de los dos estados: Israel y Palestina, reiteramos nuestra solidaridad total con Siria en la lucha contra el terrorismo y en la defensa de su soberanía, añadió.

Puntualizó que la humanidad sigue clamando por la paz.

Es urgente un llamado a la reinvención de la ONU como lo propuso el canciller nicaragüense Miguel D´Escoto, para ello debemos procurar la transformación indispensable a fin de que sirva a los intereses de todos sus miembros y la humanidad entera, recalcó.

Recordó que durante su presidencia, el padre Miguel D´Escoto desarrolló y luchó hasta el final precisamente con estas ideas.

Urge acciones para combatir el cambio climático, para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible necesitamos derogar las medidas coercitivas internacionales, debemos trabajar por la justica, paz, respeto, diálogo, seguridad, soberanía en el mundo, para ello debemos propiciar las transformaciones indispensables, insistió.

Afirmó que el Gobierno y pueblo de Nicaragua abogan por un mundo con valores, donde los seres humanos podamos contar con lo mejor de nosotros mismos.