Nicaragua expone a Secretaria Adjunta de ONU intentona de golpe

Prensa Latina

Una delegación de Nicaragua conversó con la Secretaria General Adjunta de Naciones Unidas, Amina Mohamed, sobre el fracaso de la intentona golpista en el país, según informaron ayer en esta capital medios periodísticos locales.

Encabezada por el ministro asesor presidencial para Políticas Públicas, Paul Oquist, la comitiva se reunió con Mohamed, como parte de la agenda desarrollada durante la 73 sesión de la Asamblea General de la ONU.

Durante el encuentro, Oquist presentó un informe sobre el fallido golpe de Estado perpetrado de abril a julio por la extrema derecha con saldo de 199 muertos, conforme a cifras del Gobierno.

También abordó el proceso posterior de consolidación de la paz, la ley y el orden, basado en el diálogo desde las familias y las comunidades.

Asimismo refirió que el Ejecutivo nicaragüense aboga por un acuerdo nacional de paz y reencuentro, como el logrado por el líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Daniel Ortega, en la década de 1980 entre los contrincantes nacionales en la guerra contrarrevolucionaria.

Por otra parte, los delegados nicaragüenses conversaron sobre el funcionamiento del Fondo Verde y la necesidad de combatir el cambio climático, tema tratado por el ministro de Relaciones Exteriores, Denis Moncada, en su intervención en la Asamblea.

El canciller también denunció en la ONU la intentona y el injerencismo de Estados Unidos en el país, así como el compromiso de Nicaragua de continuar la lucha por la paz.

También participaron en la Cumbre de Paz Nelson Mandela, en la que evocaron el legado del líder antiapartheid, en el centenario de su natalicio.

Nicaragua reitera en ONU fallido golpe de Estado

El ministro nicaragÑuense Paul Oquist, en la ONU.

El ministro nicaragüense para Políticas Nacionales, Paul Oquist, denunció ante la Asamblea General de Naciones Unidas el fallido golpe de Estado perpetrado en el país de abril a julio, con saldo de 199 muertos.

Recientemente el Gobierno legítimo del comandante Daniel Ortega fue víctima de planes desestabilizadores y un intento de golpe de Estado, el cual fue neutralizado y derrotado por la valentía y convicción del mismo pueblo, expresó.

Oquist aseveró que desde julio la nación centroamericana recuperó la paz, tranquilidad y seguridad conquistada con gran esfuerzo en los últimos 11 años.

“La verdad está triunfando sobe la mentira y la falsedad manipulada en contra del Gobierno de Nicaragua”, subrayó.

Para el funcionario, se requiere reestablecer la deteriorada confianza social y construir la paz que ‘es más que la ausencia de violencia’.

Además, agregó, es indispensable la reconciliación nacional que Ortega logró entre los contrincantes nacionales en la guerra contrarrevolucionaria de la década de 1980.

Según dijo, eso inspira confianza en que se va a poder lograr de nuevo y garantizar un futuro de paz, progreso y seguridad para Nicaragua.

“A pesar de que en América Latina y el Caribe hemos reiterado nuestra voluntad de reafirmarnos como zona de paz y desarrollo justo, aún persisten intenciones de ciertos países para llevar a cabo sus planes desestabilizadores y golpes de Estado en contra de nuestros legítimos Gobiernos”, afirmó.

Recordó que en reiteradas ocasiones el mandatario nicaragüense llamó a la comunidad internacional a establecer nuevas relaciones basadas en el diálogo, respeto, entendimiento, seguridad en soberanía, paz y porvenir sin injerencias ni dependencias, sino trabajando en pie de igualdad.

De acuerdo con Oquist, ese es el gran reto y requisito indispensable para lograr los objetivos plasmados en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. El ministro de Relaciones Exteriores, Denis Moncada, también denunció el intento golpista y la injerencia de Estados Unidos.

Durante su intervención en el 73 periodo de sesiones de la Asamblea del organismo multilateral, Moncada aseguró que la intentona fue fruto de ese intervencionismo y dejó graves daños y secuelas, afectaciones económicas, muerte, destrucción y terrorismo disfrazado de protesta cívica.

De igual forma, Oquist, evocó ante la ONU el legado del líder antiapartheid Nelson Mandela, a quien calificó de gigante de la humanidad.

Mandela fue un amante de la inclusión, la democracia, la tolerancia y la paz, expresó Oquist al respaldar una declaración política adoptada por los miembros del organismo multilateral en la Cumbre de Paz Nelson Mandela.

Acotó que dicho texto refleja los valores de ese líder sudafricano, en alusión al compromiso de apoyar la igualdad soberana de todos los Estados, el respeto de su integridad territorial y su independencia y el deber de los estados miembros de abstenerse en sus relaciones internacionales de la amenaza o el uso de la fuerza de cualquier forma.

Mandela tuvo como una fuente de inspiración a la Revolución Popular Sandinista, comentó el funcionario, quien recordó la admiración recíproca entre el luchador sudafricano y el presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

“En estos tiempos de lucha continua contra la discriminación, el racismo, la opresión, y el irrespeto a la dignidad y autodeterminación de los pueblos, su testimonio de compromiso crece cada día, y se convierte en estandarte de todos los que amamos la libertad y reconocemos la inviolable condición humana”, apuntó.

Oquist saludó al pueblo de Sudáfrica, tras asegurar que las formidables epopeyas de reconciliación y solidaridad de Madiba son inspiración y aliento para Nicaragua y el mundo, en el centenario de su natalicio.

Las posverdades y la Fake News tras el fracaso de abril

En redes sociales y aplicaciones de mensajerías, se difundió una narrativa social con signo negativo para la actual democracia nicaragüense.

La Crisis de Abril no solo fue un hecho sorpresivo en la política nicaragüense –contra todo pronóstico, se miraba tambalear el proyecto político de corte nacional y popular del sandinismo, reinante en los últimos 11 años–, sino que abrió un ciclo de (re)producciones, de narrativas basadas en argumentos eficaces pero que llegaron a ser inverosímiles, como la participación de agentes “cubanos-venezolanos” para reprimir las manifestaciones anti-gubernamentales, las cuales tuvieron inicio el 18 de abril.

En cualquier caso, los partidos, sectores y grupos sociales adversos al sandinismo, los cuales conforman ahora la coalición opositora de derechas, Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), fueron más hábiles al inicio de la crisis para utilizar las redes sociales y difundir mensajes sensibles que produjeran un mayor descontento y movilización. Merecen especial atención las narrativas sociales que se utilizaron, las fibras emocionales que tocaron y las formas en cómo se fueron vinculando en correspondencia con la evolución coyuntural de la crisis.

El objetivo de este artículo, entonces, es presentar un análisis de algunos de los principales argumentos de la coalición opositora, proliferados durante los primeros meses de la crisis y que fueron difundidos y publicados en internet. El análisis fue basado en el método etnográfico, ideal para explorar metodológicamente la cultura digital, con la finalidad de caracterizar el argumentario opositor al sandinismo. El corpus analizado incluye comunicados de empresas; publicación de perfiles de Facebook y publicaciones en Twitter, entre los meses de abril, mayo y junio.

Militares en las calles

La participación del cuerpo castrense fue uno de los puntos de mayor discusión en las redes sociales antes, durante y después de la crisis. En las discusiones sostenidas se mezclaron perspectivas y argumentaciones ciertamente manipuladas, las cuales debieron ser desmentidas posteriormente por la institución militar.

Se trata de una noticia falsa porque esta imagen corresponde a un desfile militar acontecido un año anterior.

Circulación de noticias falsas, desde que el Ejército de Nicaragua pidió el 20 de abril la renuncia inmediata del presidente Daniel Ortega o como que el Hospital Militar Escuela no estaba atendiendo a manifestantes heridos. Particularmente, llama la atención del maniqueísmo político de la información en torno al Ejército, las cuales sobredimensionan el factor militar como un factor de contención de las manifestaciones acontecidas desde el 18 de abril.

En definitiva, si bien la Crisis de Abril estuvo marcada por noticias falsas alrededor de la cuestión militar, esto no puede ser considerado como un gran elemento explicativo de la crisis, donde, la misma institución militar se desmarcó, a través de su Dirección de Relaciones Públicas y Exteriores, mediante la divulgación de diferentes notas de prensa acerca de la capacidad de intervención de la institución en asuntos internos.

Disparos a la Verdad: la controversia de los francotiradores.

Durante el transcurso de la crisis, la violencia, en sus diferentes tipos y/o expresiones, fue la piedra de toque de todas las conversaciones públicas en redes sociales. La violencia “ejercida” por francotiradores fue una de las informaciones más divulgadas por medios de comunicación nacionales y en internet. Pero, ¿cuál es el grado de verdad en ello?

Tres empresas nicaragüenses tuvieron que desmentir el uso de su infraestructura por parte de supuestos francotiradores.

A la actualidad, los francotiradores no se han confirmado al no contarse con pruebas fehacientes –vídeos y fotos precisas–. Por el contrario, todo indica, por los constantes comunicados de empresas y figuras públicas desmintiendo el asunto, que las noticias de francotiradores se insertan en los falsos positivos de la Crisis de Abril.

Falso ataque químico en Masaya

Siguiendo el hilo narrativo de la violencia, entre el 03 al 04 del mes de junio, se difundió la información de que Masaya fue objeto de un presunto ataque químico desde avionetas y drones. Una noticia que se difundió en redes sociales e inmediatamente llamó la atención de medios nacionales e internacionales. No obstante, como en el caso anterior tocante a la violencia, vale la pena cuestionar hasta qué punto fue un acontecimiento y no otra Fake News.

Hasta el momento, el presunto ataque químico fue más un rumor que un hecho concreto de violencia estatal, como se presumía desde las redes sociales. A tal punto, que el supuesto incidente no fue corroborado, ni se retomó días después por algún actor político de oposición al gobierno. Pero, ¿qué se buscaba con esta noticia falsa acerca el ataque químico?
Un elemento a considerar, es que los ataques con armas químicas son materia suficiente para una condena internacional y la intromisión de más de alguna fuerza militar de un país central: Estados Unidos, por ejemplo.

Fuga de Dinero

Cuando lo noticiable no estaba alrededor del tópico de la violencia, la propagación de la desinformación viraba hacia otros temas sensibles para la población, como es el asunto de la economía; específicamente, la “fuga de dinero” durante la crisis.

El Banco de la Producción (Banpro) desmintió en reiteradas ocasiones la supuesta fuga de dinero.

De tal manera que el contenido emocional, a diferencia de los mensajes enfocados en la violencia que evocaban miedo y guerra, los de la “fuga de dinero” se basaron en la argumentación de la incertidumbre económica para la población nicaragüense por sus ahorros e inversiones, era el objetivo secundario. Aunque con mucha probabilidad, se puede señalar que el objetivo primario era la viralización de los mensajes de “fuga” para aumentar la crispación social del campo popular desde el campo económico.

“Gobierno controla tu Internet”

La Crisis de Abril tuvo muchos temas álgidos, principalmente, aquellos relacionados con la violencia y la economía. No obstante, hubo un tópico que no se quedó atrás, el cual fue el concerniente a la regulación del internet. Resulta que durante la crisis hubo un relato de que se interrumpía la señal del internet con fines políticos, para ocultar de la opinión pública determinados hechos conflictivos.

Claro Nicaragua debió desmentir la copiosa falsa información que circulaba en redes sociales acerca de interrupciones “voluntarias” y modificaciones de redes wifi.

En fin, la posverdad de la regulación del internet por parte del Gobierno se esparció en la temporalidad que duró la Crisis de Abril. A como con otras noticias falsas, este asunto de la regulación del internet ya no es tema de debate, ni controversia. Esa fugacidad levanta sospecha, y deja a entrever que lo que una vez fue noticia, o rumor, mejor dicho, fue una politización más vinculante a la evolución coyuntural de la crisis.

“En Nicaragua no hay presos políticos, sino violadores de DDHH”

Para el diputado, Carlos Emilio López, diputado a la Asamblea Nacional por el FSLN y Vice Presidente de la Comisión de la Mujer, Niñez, Familia y Juventud, los derechos humanos son universales. Los derechos humanos son de todas las personas sin distingo de edad o sexo, de condición económica o social, de origen étnico o su opción política o cualquier otra condición humana.

Los derechos humanos son de todas las personas, pero los derechos humanos a su vez deben de ser respetados por todos, por todas las instituciones, públicas y privadas, estatales y civiles.

Por muchos años se consideró que solamente los Estados debían de respetar los derechos humanos. Pero esa concepción ya está desfasada. La reconceptualización de los derechos humanos es que los Estados deben de respetar los derechos humanos, pero también deben de hacerlo las empresas, las iglesias, las organizaciones sociales, los oligopolios, los medios de comunicación, las personas a nivel particular.

“Es decir, todos estamos obligados a respetar los derechos humanos, no solamente las instituciones estatales. Por lo tanto, cuando un partido político violenta derechos, hay que señalarlo. Cuando las empresas violentan los derechos de los trabajadores. Cuando medios de comunicación invaden la privacidad, la intimidad. Cuando las agencias de publicidad acceden a datos personales y está violentando la inviolabilidad del domicilio. Todos estamos obligados a respetar los derechos humanos”, indicó.

Por tanto, agregó, cuando los golpistas subvierten el orden público están violentando derechos civiles. Están violentando derechos políticos porque quieren irrespetar un período constitucional, un período de autoridades democráticamente electas que tiene legitimidad política, que tiene legitimidad social y que tiene un marco legal de protección. Por lo tanto, cualquier fuerza política que quiera impulsar un golpe de Estado está cometiendo una violación a los derechos políticos.

Pero, además- continuó- en su activismo de torturar, matar, secuestrar, impedir la libertad de circulación, de movilización, está cometiendo violación a derechos individuales, derechos civiles, derechos económicos, derechos sociales, que deben de ser señalados, que deben de ser cuestionados por los organismos de derechos humanos.

“Lo primero que tenemos que decir es que en Nicaragua no hay presos políticos. Un preso político es una persona que es detenido porque ha expresado sus ideas políticas de forma pacífica y de forma cívica. En Nicaragua no ha ocurrido eso. En Nicaragua lo que tenemos es un grupo de personas que actuaronde una forma caótica, violenta, terrorista, intimidante y que han cometido ilícitos. Es decir, que han desarrollado acciones que violentan la legislación penal. Por lo tanto, no tenemos presos políticos”, sostuvo.

Añadió que tenemos es un grupo de personas que han cometido delitos comunes y en el marco de esos delitos comunes, tales como torturas, asesinatos, secuestros, posesión ilícita de armas, tráfico de armas, financiamiento al terrorismo, terrorismo, abusos sexuales, destrucción a la propiedad pública y privada, destrucción a la propiedad social y comunitaria, entre otros delitos que cometieron. Se están respetando los derechos humanos y garantías procesales que establece la ley suprema y que establece el orden penal y procesal de Nicaragua.

“Es decir que se han detenido con orden judicial. Han sido detenido por autoridad policial. han sido remitido al orden del juez en el plazo que la Constitución Política establece. Se ha iniciado un proceso judicial. Este proceso judicial ha transcurrido respetándoles sus garantías. Se les ha asignado un abogado defensor público, en el caso de los que no tienen recursos y en el caso de los que tienen recursos han contratado abogados. Inclusive algunos tienen abogados privados y tienen abogados de organismos de derechos humanos. Es decir, están totalmente asistidos jurídicamente”, subrayó.

López asevero, que se ha respetado todo el proceso penal, las audiencias preliminares, las audiencias iniciales, las audiencias de juicio. Se han emitido sanciones penales contra los que han sido encontrados culpables, contra los que han sido encontrados responsables finalmente. Se las ha sancionado. Las sanciones han sido de acuerdo a tipos penales que existen en nuestra legislación.

El diputado señaló que quienes han sido remitidos a nuestro sistema penitenciario se les está respetando sus derechos humanos porque tienen comunicación con el exterior. Tienen contacto con sus familias. Tienen visitas familiares. Tienen encuentros conyugales. Están en espacios dignos con salas de dormitorios, con alimentación. Se les permiten que se les lleven paquetes adicionales por sus familiares. Tienen espacios deportivos y educativos. Tienen atención médica. Tienen un seguimiento periódico a los que tienen enfermedades crónicas. Reciben las medicinas pertinentes.

Hay un respeto de los derechos humanos a las personas privadas de libertad por haber cometido estos ilícitos en el contexto del golpe de Estado en Nicaragua.

En cuanto, a las organizaciones internacionales de derechos humanos y las nacionales también, apuntó obedecen a la política exterior de los Estados Unidos. obedecen a la política injerencista de los Estados Unidos. Son una herramienta. Son un instrumento de los movimientos de intervención, de agresión de los Estados Unidos. Porque estos organismos no se pronuncian sobre violaciones de los derechos humanos que se dan en países con gobiernos que tienen una agenda sumisa al gobierno de Estados Unidos.

Por ejemplo, dijo, a nivel regional y mundial. EEUU no se ha comprometido con derechos humanos de la niñez. No se ha comprometido con las convenciones sobre los derechos de no dicen nada contra el gobierno de Estados Unidos, que Estados Unidos es el país que menos ha suscrito tratados de derechos humanos la mujer. No se ha comprometido con los derechos humanos relacionados con la tortura. No se ha comprometido con los tratados de derechos humanos relativo a la eliminación de las armas de destrucción masiva, de amas nucleares.

“Entonces, este tema del discurso de los derechos humanos no es más que un camufle, una vestimenta exterior, un disfraz para proteger los intereses económicos y políticos del gobierno de los Estados Unidos”, concluyó.