Rusia no empezó la guerra, llegó a terminarla

Alla Pierce | Eje de la Lógica

Esta guerra empezó hace 8 años. Tan cobardes como podrían ser, los soldados ucranianos llegaron a Donbass para matar a las personas pacíficas que se atrevieron a expresar su opinión. Fueron sus propios compatriotas los que llegaron en tanques para matarlos. Y ellos, los habitantes de Donbass, no daban crédito a lo que estaba pasando, ya que incluso intentaron detener esos tanques con sus propias manos.

Rusia no comenzó esta guerra. Fue iniciada por Ucrania contra su propio pueblo. Occidente apoyó deliberadamente a Ucrania con ayuda financiera y armas. Los ‘historiadores’ estadounidenses reescribieron la historia de Ucrania, avivando el frenesí nacionalista y chovinista.

Los militantes ucranianos fueron entrenados en campamentos militares de Polonia y Estonia, los futuros asesinos de sus compatriotas. Instructores militares y una chusma de psicópatas para quienes el asesinato es el objetivo principal de la vida, inundaron Ucrania.

La carnicería había comenzado. Todos esos ocho largos años que Donbass ha estado tratando de gritarte en tus oídos tapados. Durante ocho años gritó: mira nuestras ciudades y pueblos destruidos, mira a los bebés con heridas de metralla en sus cuerpecitos, mira a nuestra gente asesinada por soldados ucranianos… Gritamos: ¡Alto al genocidio de Donbass! Pero Occidente siguió tapándose los oídos y cerrando los ojos.

Occidente ha elegido a Rusia para el papel de agresor aquí y debería ser culpado por lo que hizo o no hizo. Es comprensible, ya que Rusia posee la mayoría de los principales recursos de la tierra, a los que Occidente necesita acercarse.

En cuanto a Donbass… ¿Qué pasa con Donbass? Si hubiera sido “limpiado” según el escenario croata, como amenazó abiertamente el gobierno ucraniano, Occidente preferiría no haberse dado cuenta.

Ocho años es mucho tiempo. Durante estos ocho largos años, los residentes de Gorlovka han estado yendo a trabajar por la mañana sin saber si regresarán a casa. ¿Se puede saber cómo se siente cuando te vas a la cama por la noche y no sabes si puedes despertarte por la mañana?
Durante ocho años, la gente de Donbass no ha sabido si podrá estar viva de un día para otro. El deseo de “buenas noches” en la tierra de Donbass, adquirió un significado especial. Ahora escucho que los rusos hicieron que la gente de Kiev se sentara en sótanos. En Donbass, los niños han estado sentados en sótanos durante ocho años, y los que viven en la línea de lucha simplemente han crecido en sótanos. ¡Durante ocho malditos años!

Recuerdo a una mujer de allí que, en un momento de un cese temporal de los combates, salió del sótano y se acercó al antiguo monumento dedicado al soldado libertador soviético para orar y pedirle que viniera a salvarles la vida.

Qué aullido malicioso se elevó del lado ucraniano en las redes sociales cuando quemaron Odessa y lanzaron proyectiles sobre Lugansk, cómo se regocijaron por la muerte de la bella mujer de Lugansk y la muerte de la Virgen de Gorlovka con su bebé, a quien llamaron “larva”.

¿Qué podría haber en la mente de aquellos que menosprecian al niño que mataron llamándolo «larva»? ¿Y en qué se diferencian de los invasores nazis? También deshumanizaron a los asesinados. ¿Ha notado Occidente esas atrocidades y la reacción ucraniana ante ellas? Muy pocas fuentes alternativas fueron lo suficientemente valientes como para escribir sobre ello.

Ahora la prensa occidental está escribiendo y transmitiendo en los televisores sobre la desafortunada Ucrania, pero ¿dónde ha estado usted con su filantropía durante estos ocho años?

¿Por qué nadie se indignó cuando Poroshenko declaró pública y maliciosamente: «Nuestros hijos irán a jardines de infancia y escuelas, y los de ustedes [niños de Donbass] se sentarán en sótanos».

Del canal de telegramas de Oleg Tsarev (diputado del Parlamento ucraniano de 4 convocatorias), “Los estadounidenses proporcionaron armas a Ucrania por ochocientos millones de dólares. Ni medicinas, ni comida. ¡Armas! ¡Todo por la guerra! ¡Todo para que los eslavos se maten entre ellos!”

¿Por qué, derramando lágrimas por Ucrania, ignora por completo el hecho de que incluso ahora las Fuerzas Armadas de Ucrania continúan bombardeando Donbass? En cambio, tiene el cinismo de publicar una foto de Donetsk después del bombardeo de Tochka U el 14 de marzo, con el título «Kiev», para que aquellos que lean su fuente engañosa piensen que se trata de rusos bombardeando Kiev.
Bueno, para ser justos, los periodistas italianos condenaron la publicación con una foto del bombardeo de Donetsk con el título «Kiev», pero ¿qué pasa con el resto de Occidente?

¿Por qué los medios occidentales no les cuentan a sus lectores cómo los ucranianos hace un par de días usaron misiles Tochka U para bombardear la ciudad de Melitopol, sabiendo que las tropas rusas no están allí, solo unos pocos soldados? ¿Quién era su objetivo? La respuesta es: habitantes pacíficos de Ucrania.

Recibo un aluvión de llamadas y mensajes de mis viejos amigos estadounidenses. Todo el mundo está lleno de mentiras sobre la operación militar rusa. Cuando trato de darles la información verdadera, no quieren escuchar y repiten obstinadamente que me mintieron. No, muchachos, no me pueden mentir, ya que estuve en Donbass como corresponsal de guerra, hice amigos allí y ahora tengo la oportunidad de obtener información directamente del frente.

Casi todos mis amigos estadounidenses, gente que conozco desde hace mucho, mucho tiempo, dejaron de hablarme por mi posición personal con respecto a esta operación militar rusa. Su actitud me hace considerarlos puras víctimas de la propaganda occidental. El problema parece ser que quieren ser víctimas de la propaganda.

Es interesante que las mismas personas que están tan furiosas con Rusia ahora apoyaron a EE. UU. cuando extendió su ‘democracia’ por todo el mundo matando a millones de personas, destruyendo grandes partes del mundo, bombardeando culturas antiguas hasta la edad de piedra y creando la mayor crisis de refugiados desde 1945.

Cuando finalice la fase militar, comenzarán las investigaciones y se revelarán más hechos sobre esas atrocidades inhumanas contra el pueblo que el SBU llevó a cabo en sus cámaras de tortura, sobre los crímenes de guerra cometidos por las Fuerzas Armadas de Ucrania: las masacres de civiles y el asesinato de sus propios soldados ucranianos que no querían matar a sus compatriotas.

Me temo que incluso entonces el Occidente colectivo rechazará la verdad. Simplemente porque tendría que admitir que fue Occidente quien creó un monstruo a partir de Ucrania, un arma amarga contra Rusia.

La Milicia Popular de la RPD destruyó el bastión del 1er batallón mecanizado de la 54ª brigada de las Fuerzas Armadas de Ucrania durante la liberación de la ciudad de Marinka. Durante las inspecciones posteriores a la batalla, se descubrieron muestras de armas extranjeras, como NLAW, lanzagranadas SMAW, radar AN / TPQ-48, así como pertenencias personales de instructores estadounidenses que participaron directamente en los combates del lado de los batallones nacionales ucranianos. .

¿Quizás esta es la verdadera razón por la cual los medios occidentales son tan silenciosos y sordos cuando la pregunta se refiere a Donbass? Porque la OTAN es cómplice de los crímenes de guerra cometidos en el territorio de Donbass. Además, son los principales criminales de guerra responsables de la muerte de muchos civiles en Donbass.

Rusia no vino a desatar una guerra; vino a terminarla.