Colin Powell: incontables sus muertes y daños

Marc Vandepitte | EE.UU.

* “En lo personal se le describía como una persona “simpática” y “agradable”. También fue un modelo para muchas personas negras. Todo esto puede ser cierto, pero no le impide tener un historial extremadamente sangriento, repleto de crímenes de guerra”.

La verdad es la primera víctima de la guerra, lo cual nunca ha sido tan evidente como en la vida de Colin Powell, ex-Secretario de Estado y exgeneral de alto rango de Estados Unidos. Tenía la imagen de una paloma, pero tras ella se ocultaban crímenes de guerra.

Colin Powell ha muerto a los 84 años. Powell fue asesor de seguridad nacional de Ronald Reagan y la primera persona negra en ser comandante en jefe del ejército estadounidense. En 2001 se convirtió en el primer Secretario de Estado negro del país.

En lo personal se le describía como una persona “simpática” y “agradable”. También fue un modelo para muchas personas negras. Todo esto puede ser cierto, pero no le impide tener un historial extremadamente sangriento, repleto de crímenes de guerra.

En 1968, cuando Powell tenía 31 años, se le encargó investigar la masacre de My Lai en Vietnam, en la que entre 350 y 500 personas civiles desarmadas, mujeres y niños incluidos, fueron asesinadas por soldados estadounidenses. Powell encubrió la masacre y escribió en su informe que «las relaciones entre los soldados de la División Estadounidense y el pueblo vietnamita son excelentes».

En la década de 1980, Colin Powell fue uno de los principales generales que armaron y adiestraron al ejército de El Salvador y los escuadrones de la muerte. Ambos fueron responsables de la matanza de entre 75.000 y 80.000 salvadoreños. En 1989 se le encomendó la invasión de Panamá.

Sobre todo se le conoce por el famoso discurso que pronunció en 2003 ante el Consejo de Seguridad de la ONU, en el que afirmó tener pruebas de que Sadam Husséin, el dirigente de Irak en aquel momento, tenía armas de destrucción masiva. El objetivo de esa mentira flagrante era conseguir que la opinión pública estuviera a favor de invadir Irak.

La invasión y la guerra y la guerra civil que vinieron a continuación devastaron totalmente el país y acabaron con la vida de unos 300.000 iraquíes, en su mayoría civiles.

Sin duda Powell no era el principal halcón del gobierno Bush en aquel momento, pero puede que fuera el único que podría haber detenido una invasión. Se podría haber negado a difundir en la ONU esa flagrante mentira. Casi con toda seguridad habría tenido que dimitir en aquel momento, pero quizá otros altos cargos le habrían secundado y los dirigentes de gobiernos de otros países se habrían opuesto a la invasión.

Muntadher Alzaidi, el periodista iraquí que se hizo famoso en todo el mundo por arrojar un zapato a la cabeza del presidente Bush, expresó en un tweet su tristeza por el hecho de que Powell no haya comparecido ante un tribunal de crímenes de guerra por el papel fundamental que desempeñó en la invasión de Irak. “Estoy seguro de que le espera el tribunal de Dios”, escribió.

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos

Fuente: https://www.dewereldmorgen.be/artikel/2021/10/19/collin-powell-de-aardige-man-die-een-land-mee-hielp-verwoesten/

Alex Saab: Grave atropello imperial de EU al Derecho Internacional

Ángel Guerra Cabrera

La labor de Saab era tan importante para el gobierno bolivariano, que se le habían encomendado negociaciones en Rusia e Irán para hacer llegar alimentos y medicinas a un país que sufre el recrudecer del bloqueo norteamericano.

La arbitraria extradición a Estados Unidos (EU) por el gobierno de Cabo Verde del empresario y diplomático venezolano Alex Saab, el 16 de octubre, es en realidad un secuestro, como acusó el presidente de Venezuela Nicolás Maduro.

Saab fue detenido y encarcelado ilegalmente el 12 de junio de 2020 mientras el avión que lo conducía se reabastecía de gasolina en ruta de Teherán a Caracas. No existía orden internacional de captura en ese momento, mendaz versión oficial de EEUU.

La orden fue emitida por Interpol al día siguiente de la detención y retirada poco después. De hecho, el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental, a la que Cabo Verde reconoce jurisdicción, falló en marzo de 2021 que la detención de Saab era ilegal pues “la alerta de Interpol que solicitaba su arresto se emitió al día siguiente de su detención”.

En junio del mismo año el Consejo de Derechos Humanos de la ONU le pidió que se abstuviera de extraditar a Saab a EU mientras su caso fuera examinado. Más aún, debido a un trascendido se supo que el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas contra las Detenciones Arbitraria y cuatro relatores especiales del organismo habían advertido al gobierno secuestrador:

“La situación creada por las más altas autoridades de Cabo Verde violaría de una manera seria, ilimitada y prolongada los compromisos de Cabo Verde con los más elementales principios de derechos humanos”.

¿Por qué -sobre todo desde Washington y Bogotá- ha existido una gran campaña mediática contra Saab, al que cínica y desvergonzadamente el imperialismo yanqui da por hecha su condición de “prestanombre de Maduro” y de figura clave de una “red de corrupción ligada al círculo íntimo” del mandatario venezolano?

¿Por qué fue “sancionado” por el Departamento del Tesoro de EU, en julio de 2019, por tener «contratos sobrevalorados» para la construcción de viviendas de interés social en Venezuela, y por permitir que Maduro se «beneficiara significativamente» de la importación y distribución de alimentos, a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP)? La verdad, esas entidades han sido decisivas para la distribución justa de alimentos y medicinas a las familias más vulnerables frente al crudo bloqueo de Washington.

¿Por qué habiendo nacido y llevado a cabo una parte importante de su carrera empresarial en Colombia, tiene Saab la condición de diplomático venezolano? El diplomático ha relatado al portal Rusia Today cómo comenzó en 2011 su actividad empresarial en Venezuela y en qué forma fue ganando sucesivamente la confianza del gobierno venezolano por realizar sus negocios con este en el tiempo pactado y dentro del presupuesto establecido.

“Aunque estoy orgulloso de mi origen barranquillero y libanés-palestino y, aunque en Colombia tuve una de las empresas más grandes de confección de ropa de moda y más de 300 almacenes en todo el país… cuando fundé mi empresa, que alterné con inversiones en proyectos de construcción, fue en Venezuela donde… pude establecer mis más grandes iniciativas empresariales y hacerlas prosperar con una magnitud que marcó la diferencia… estoy igual de orgulloso y honrado de ser un ciudadano venezolano que ha sido capaz de devolverle al país y a la gente lo que tanto me han dado”.

Es evidente, la seriedad de Saab como empresario a través de los años, mereció que Maduro le encomendara importantes negociaciones en Rusia e Irán para hacer llegar alimentos y medicinas desesperadamente necesitados por el pueblo venezolano, que sufre el bloqueo recrudecido de EEUU.

Tan importantes eran que recibió la categoría de enviado especial, mediante la cual se le dotaba de representatividad oficial y de inmunidad diplomática y también una forma relativa de protección al empresario ante la persecución feroz por Washington de todas las operaciones económicas, comerciales y financieras de Venezuela y tal vez calculando una eventual represalia contra su persona, como finalmente ocurrió.

Washington, con gran beneplácito de Bogotá, intenta quebrar a Saab para que calumnie el presidente Maduro, algo que el empresario ha asegurado que no hará. En crisis su hegemonía intenta con este acto de fuerza demostrar el poder que conserva.

Maduro, que ha denunciado tortura física y sicológica contra Saab por Cabo Verde, adoptó medidas adicionales para protegerlo al nombrarlo embajador ante la Unión Africana y luego miembro de la delegación venezolana a los diálogos en México entre el gobierno bolivariano y la oposición guaidocista.

El presidente venezolano también ha expresado que EU aseguró a los representes de esta que no actuaría contra Saab. La grosera provocación de Washington al violar ese compromiso fue lo que motivó la retirada de Caracas del proceso negociador. Tarde o temprano, esta tremenda persecución se develará y quedarán en evidencia todas las artimañas que se están utilizando en mi contra, ha dicho Saab.

Crisis de octubre: La guerra fría que casi se torna nuclear

Isaura Diez Millán | Prensa Latina

Hoy, hace 59 años, 300 mil soldados permanecían en alarma de combate en Cuba mientras el presidente estadounidense John Kennedy increpaba a la Unión Soviética en el contexto de una Guerra Fría que casi termina en nuclear.

Según investigaciones históricas, la denominada Crisis de Octubre comenzó aquel lunes 22 de octubre de 1962, cuando el jefe de la Casa Blanca informó en televisión sobre la presencia de cargas nucleares de la URSS a 90 millas y decretó el bloqueo naval militar a la mayor de las Antillas.

Para ese momento ya el entonces primer ministro Fidel Castro había movilizado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias ante la creciente posibilidad de una invasión inminente del vecino del norte. El líder histórico de la Revolución cubana, en entrevista al periodista español Ignacio Ramonet, explicó que tras el fracaso de la invasión de Playa Girón en abril de 1961, Estados Unidos diseñó la Operación Mangosta, un plan de sabotajes, terrorismo y asesinatos que terminaría en ataque directo antes de finalizar 1962.

Por tal motivo, en junio de ese año la URSS propuso emplazar aquí un contingente de tropas soviéticas con cohetes nucleares de alcance medio que protegieran la isla. En ese plan, Fidel Castro advirtió además el deseo de la URSS de mejorar la correlación de fuerzas en medio de la Guerra Fría, porque Estados Unidos tenía proyectiles Júpiter ubicados en Italia, Reino Unido y Turquía.

A finales de julio, en total secreto, se comenzó el traslado de los cohetes nucleares, un escuadrón de bombarderos ligeros IL-28, cohetes tácticos de corto alcance, entre otros armamentos.

De acuerdo con investigaciones posteriores, Kennedy supo de esta presencia el 16 de octubre gracias a las más de 900 fotografías que tomó el avión espía U-2 en territorio occidental de la isla. En el libro Cien horas con Fidel, el líder cubano explicó su descontento con el manejo del asunto, ya que creía más oportuno hacer público el acuerdo militar entre la URSS y Cuba, el cual respetaba los preceptos del Derecho Internacional.

Documentos desclasificados después muestran que Kennedy se reunía cada día con un Comité Ejecutivo del Consejo Nacional de Seguridad, en el cual la mayoría de los generales pedía una acción bélica sobre el país caribeño.

Durante las tensas jornadas que siguieron el pueblo cubano se preparó para el enfrentamiento, se ubicaron baterías antiaéreas en la capital, mientras aviones estadounidenses realizaron vuelos rasantes de reconocimiento y en alta mar los barcos de ambas súper potencias estuvieron a un paso de la confrontación.

En Naciones Unidas, Estados Unidos presentó imágenes aéreas de las bases de proyectiles estratégicos y el representante soviético negó la evidencia, lo cual devino en disputa diplomática ante el organismo.

El sábado 27 de octubre, el líder de la URSS, Nikita Jruschov, escribió a Kennedy que si se comprometía a no atacar la isla y eliminar el bloqueo militar, el armamento en la nación caribeña era innecesario.

Paralelo a este intercambio, desde el amanecer de ese día las tropas soviéticas y cubanas disparaban contra las aeronaves estadounidenses que transgredían el espacio aéreo de la isla, en franca violación de la soberanía del país caribeño.

En ese contexto, una batería en el Oriente derribó un avión espía U-2 y en la acción murió el piloto Rudolf Anderson, lo cual incrementó el deseo de los militares norteamericanos de utilizar la fuerza. Estados Unidos pidió a Jruschov la retirada del armamento bajo una inspección de la ONU y otras prerrogativas, según el intercambio epistolar publicado con posterioridad.

Luego ambas partes sumarían al acuerdo la retirada de los cohetes Júpiter de Italia y Turquía. Estas negociaciones secretas enfurecieron al pueblo cubano y Fidel Castro exigió entonces cinco puntos que debían entrar en un pacto tripartito.

Entre estos estaba el cese del bloqueo económico, de todas las actividades subversivas y de las violaciones del espacio aéreo y naval, así como el cierre de la Base Naval de Guantánamo ocupada por Estados Unidos.

Boris Poklad, asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores de la URSS en 1962, explicó más tarde que Washington no quería firmar ningún documento que proporcionara garantías claras de la no intervención a Cuba, ni siquiera uno sellado por la autoridad de Naciones Unidas.

La Habana no accedió a una inspección de los cohetes en su territorio (esta se hizo en alta mar) y luego Estados Unidos exigió la retirada también de los IL-28, a lo que la URSS accedió.

La violación del espacio aéreo y el bloqueo militar continuó por varios días más hasta que la crisis terminó el 20 de noviembre de ese año. “Todo eso nos agravió mucho. Protestamos (…) Nuestras relaciones con los soviéticos se deterioraron. Durante años, eso influyó en nuestras relaciones”, comentó Fidel Castro.

Nicaragua: Una historia digna de lucha por la soberanía

German van de Velde | Cuaderno Sandinista

A lo largo de la historia, la comunidad internacional ha jugado un papel importante en el desarrollo de los acontecimientos que ocurren en los Pueblos de NuestraAmérica. Con su accionar defienden o condenan sucesos que ocurren en cada país. Algunos reciben órdenes directas del gobierno de Estados Unidos, otros defienden la libertad, la soberanía y la autodeterminación de los pueblos.

Los párrafos sucesivos tienen como objetivo describir la histórica lucha que el Pueblo de Nicaragua ha tenido que librar para mantener su libertad. Volver a la historia es siempre base fundamental para poder comprender la coyuntura de las naciones, sus luchas, victorias y desafíos.

Para Nicaragua, este año se cumplen 166 años de continuas injerencias promovidas por el gobierno de EEUU, lo cual ha dejado no menos de 150 mil víctimas y de forma cronológica detallo algunas de las luchas dignas libradas por nuestro Pueblo en defensa de su soberanía:

En el período 1855–1857, patriotas nicaragüenses derrotaron a los miles de mercenarios yanquis dirigidos por el esclavista W. Walker. En 1912, la intervención yanqui utilizó más de 2 mil marines, 10 buques de guerra, 26 aeroplanos y 32 aviadores para poder sofocar la rebelión encabezada por el heroico General Benjamín Zeledón que cayó con armas en mano después de 70 días de combate.

Al grito de “Viva Sandino, mueran los yanques”, el pueblo nicaragüense, con el General Augusto C. Sandino a la cabeza, realizó la epopeya antiimperialista de 1926 – 1934 que propinó la primera derrota militar del imperialismo yanqui en el mundo. En este período, durante más de 1000 combates se decidió la vergonzosa derrota de 40 mil marines yanquis en suelo patrio.

A partir de la década de 1930 hasta 1979 se impuso la tiranía somocista libero-conservadora, base política-social del imperialismo en Nicaragua. Fueron tantas las heroicas batallas, que finalmente el Pueblo nicaragüense encontró su segunda independencia el 19 de julio de 1979. La Revolución Popular Sandinista y el Pueblo oprimido hundieron a una de las dictaduras más crueles y sangrientas de América Latina.

Desde 1979 hasta 1989 el pueblo nicaragüense sufrió un ataque feroz del gobierno de EE.UU. mediante una declarada guerra de agresión. La CIA financió a la contrarrevolución nicaragüense, lo que dejó un saldo de más de 50 mil hermanos/as nicaragüenses muertas/os.

El gobierno de EE.UU. no descansó y en el año 1990 logró un cambio de gobierno en Nicaragua, poniendo a su servicio 16 años de neoliberalismo. Este período se caracterizó por el incremento de la pobreza, la miseria, el analfabetismo y la desigualdad social.

Durante esta etapa, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, liderado por el comandante Daniel Ortega, inició una reestructuración para garantizar la continuidad de la Revolución, retornando nuevamente en el 2007 a gobernar un país desbastado por los 3 gobiernos neoliberales anteriores.

Pasaron 11 años de avances sociales y el gobierno de EE.UU. a través de sus lacayos nacionales financiaron y orquestaron un intento de golpe de estado. Durante 3 meses, el terrorismo golpista tuvo secuestrado al Pueblo nicaragüenses. Para Nicaragua, el estandarte de país soberano, libre y democrático ha sido siempre muestra de orgullo. De esta forma se derrotó al golpismo terrorista en abril-julio del año 2018.

Conociendo lo anterior y sabiendo que la comunidad internacional ha sido cómplice de estos acontecimientos, pregunto, con las palabras del Comandante eterno Fidel Castro:

“¿Hasta cuándo vamos a ser piezas indefensas de un continente a quien su libertador lo concibió como algo más digno, más grande? ¿Hasta cuándo las/os latinoamericanas/os vamos a estar viviendo en esta atmósfera mezquina y ridícula? ¿Hasta cuándo vamos a permanecer divididas/os? ¿Hasta cuándo vamos a ser víctimas de intereses poderosos que se ensañan con cada uno de nuestros pueblos?

La comunidad internacional debe tomar conciencia y, de una vez por todas, levantar su voz contra el accionar guerrerista promovido por el gobierno de Estados Unidos a través de gobiernos satélites de América Latina, organismos internacionales y medios de comunicación. Existen solo dos opciones: defender la unidad, libertad, soberanía y autodeterminación de los pueblos, o ser cómplices de procesos injerencistas, agresiones, esclavitud, saqueo y opresión de un pueblo hermano.

El 7 de noviembre de 2021 el pueblo de Nicaragua decidirá quién será el presidente de esta nación en el período 2022-2026. Nuestro Pueblo, noble y valiente, por medio de elecciones democráticas decidirá cuál es la mejor opción hoy y para su futuro. Es el Pueblo nicaragüense el encargado de elegir su destino, no son los asesinos que se encuentran en la “White House”.

Ya veremos qué papel juega la comunidad internacional. Y en cuanto a nuestro noble y digno Pueblo, confiamos plenamente que sabrá elegir a conciencia. Seguiremos nuestro camino hacia más Victorias.

Nicaragua en la ONU sobre Política Especial y Descolonización

Discurso de Nicaragua
Debate General de la Cuarta Comisión sobre Política Especial y Descolonización
Señora presidenta,

1. Permítame felicitarla a Usted por su elección. Nos complace tener a una hermana República Centroamericana presidiendo esta Comisión de Política Especial y Descolonización. Felicitamos también, a [email protected] los miembros del Buró, y nuestro agradecimiento y reconocimiento al personal de la Secretaría por todo el apoyo a nuestra Comisión. Pueden contar con la colaboración de nuestra delegación.

2. La delegación de Nicaragua se asocia a los discursos pronunciados por [email protected] representantes de Azerbaiyán en nombre del Movimiento de Países No Alineados (NOAL) y de México en nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

3. Seguimos comprometidos con la eliminación y erradicación de la ocupación colonial que viven todavía muchos pueblos del Mundo. Al comenzar este Cuarto Decenio Internacional para la Erradicación del Colonialismo, reiteramos nuestra solidaridad a los pueblos en los Territorios No Autónomos, y otros territorios, y sus derechos inalienables a la autodeterminación, independencia y al desarrollo en paz, y con soberanía nacional.

4. Es necesario que aún, en estos tiempos de pandemia y a más de 6 años de la implementación de la Agenda 2030 y los Objetivos de desarrollo Sostenible, se emprendan nuevas acciones y medidas eficaces, de conformidad con el derecho internacional, para eliminar los obstáculos que impiden la plena realización del derecho a la auto determinación de los pueblos que viven bajo ocupación colonial y extranjera, permitiendo a estos pueblos implementar su modelo de desarrollo económico y social.

Señora Presidenta,

5. Nicaragua es con orgullo, miembro activo del Comité Especial de Descolonización (C24), a quien le agradecemos por sus contribuciones y compromisos para erradicar el colonialismo, nuestro reconocimiento también a la Presidencia de Granada durante los trabajos del Comité Especial. Debemos redoblar nuestros esfuerzos para cumplir el mandato que la Asamblea General le ha encomendado a este Comité, consideramos que este compromiso sigue siendo una deuda moral e histórica.

6. Nicaragua, que en su historia fue incansable hasta obtener su liberación Nacional, desde nuestra Revolución Popular Sandinista en 1979, apoya fielmente la lucha de liberación Nacional, autodeterminación e Independencia de los pueblos.

7. Ratificamos nuestra invariable e inquebrantable voluntad de continuar apoyando la justa lucha del noble Pueblo Saharaui y sus innumerables luchas inclaudicables, por su auto determinación y el respeto a su dignidad y a sus derechos como nación soberana, la República Árabe Saharaui Democrática.

8. La realización del Referéndum de Naciones Unidas para la autodeterminación del pueblo Saharaui es determinante en la solución de esta situación colonial, celebramos el reciente nombramiento del enviado especial del Secretario General para el Sahara Occidental.

9. Nicaragua aboga por la descolonización plena en nuestro continente, incluyendo la del pueblo de Puerto Rico, y la restitución de la soberanía de las Islas Malvinas a la República de Argentina.

10. Puerto Rico, país hermano latinoamericano y caribeño, que continúa bajo la imposición colonial desde 1898, no debe ser la excepción en este proceso de descolonización. Por lo tanto, requiere de nuestra solidaridad y apoyo en su lucha por ejercer su derecho inalienable a la autodeterminación e independencia de conformidad con la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General.

11. Expresamos nuestra total solidaridad y pleno respaldo con la causa y los anhelos de autodeterminación, paz y justicia del heroico pueblo palestino.

12. Nicaragua no cesará en su llamado, a la solución basada en dos Estados, el Estado de Israel y el Estado de Palestina según las fronteras de 1967, con Jerusalén Oriental como su Capital y donde ambos estados, Israel y Palestina, en pie de igualdad puedan coexistir en pleno goce de sus aspiraciones en paz, seguridad, en cooperación y en armonía.

13. Es voluntad universal, no dejar a nadie atrás en este proceso y Palestina, no es la excepción como Estado soberano, quien tiene el mismo Derecho al desarrollo de todos los Estados.

Señora Presidenta,

14. Nicaragua espera contribuir en este proceso de descolonización a través de nuestras experiencias, aspiraciones y principios de paz, armonía, unidad y autodeterminación.

15. Recientemente el pasado 15 de septiembre hemos conmemorado los 200 Años de la primera Independencia de Nicaragua y nuestros Pueblos centroamericanos. Son dos siglos de Lucha por la Soberanía, la Autodeterminación, y la Independencia de Nicaragua. Victorias por las cuales seguimos luchando con convicción, perseverancia y dignidad.

16. En este 76 aniversario de Naciones Unidas, saludamos a los pueblos en los Territorios No Autónomos, reiterándoles que el compromiso sigue firme y esperamos que, en esta Comisión, en paz y armonía, como [email protected] y [email protected] del mundo, creyentes en el bienestar de los pueblos y el Buen Vivir, apoyemos en conjunto sus luchas, intensificando nuestros esfuerzos, nuestras reflexiones y avanzar en la autodeterminación e independencia, hasta que se logre la erradicación del Colonialismo en todas sus formas y manifestaciones.

Muchas gracias

 

¡Yanqui: Mira, aprende y respeta!

Ramón Pedregal Casanova*

El escritor, catedrático y diplomático, Carlos Midence afirma en su libro “Las complejas relaciones entre Estados Unidos y América Latina” (Premio Internacional de Pensamiento y Ensayo Aristóteles 2020), que “en el caso de Nicaragua, es importante señalar que en 1933 el General Augusto C. Sandino consiguió expulsar las tropas interventoras estadounidenses.

La primera derrota registrada del ejército estadounidense en su carrera imperial/colonial la sufrió en este país. Nicaragua ha resistido en el orden político, jurídico e ideológico: le ha demostrado a los Estados Unidos que se puede articular un modelo democrático alternativo, no sujeto a los afanes políticos, económicos que el sistema euro-estadounidense en su afán uniformador e impositivo ha intentado exportar como el único viable”.

Encuestas anticipan triunfo FSLN

En la aproximación a la fecha electoral en Nicaragua, 7 de noviembre, se realizan seguimientos, mediante encuestas, de las posiciones políticas entre la población. La muestra ya realizada en la zona occidental de Chinandega y de León, nos deja ver que el índice de satisfacción de la población sobre los servicios que ofrece el gobierno sandinista.

Transporte, energía eléctrica, estado de las carreteras, educación pública, agua potable, seguridad pública, salud pública, alumbrado público, aguas servidas, alcantarillado, oportunidades de trabajo alcanza un 71%. Se advierte que el 94.3% tiene cédula de identidad, un 4% la tiene solicitada, o la va a solicitar, y solo un 1.7% no la solicitará.

El índice de satisfacción con respecto a los servicios que entrega el gobierno en el Departamento de León es de un 71.5%, y en el de Chinandega es de un 70.6%. La capacidad de gestión del gobierno tiene de media, entre los dos Departamentos, una calificación de un 74.2%, y en la calificación del trabajo realizado por el Presidente Daniel Ortega alcanza un 77.6%, con un 97.4% de legitimidad y tan solo un 2.6% de rechazo.

Preguntados los electores por su simpatía política partidaria, la media entre los dos departamentos es del 74.7% para el FSLN, el 4.3% para la oposición, y el 20.9% se declara independiente. Por lo que se refiere a la predisposición política de la población electoral, hablamos en todos los casos de la media de los dos departamentos, el 75,4% se identifica con el Frente Sandinista, y el 19,2% suman todas las formas de oposición.

Para el 86.9% las elecciones resultan muy importantes, para el 7.3% resulta algo importante, y para el 5.9% nada importante. La expectativa de la situación del país tras las elecciones: esperan que retome la paz, la estabilidad y el progreso el 86.2%, que seguirá el rumbo que lleva hasta ahora el 10.9%, y que empeorará porque EEUU no reconocerá las elecciones el 2.9%.

El 91% considera que el próximo presidente de la República saldrá del FSLN, el 7.4% de la oposición, y el 1.2% no sabe. Hay un gran número de datos que no hago constar aquí para no repetir la misma tendencia que se dan en los más diversos aspectos.

Creo que es suficiente para saber por qué al imperio no le interesa que se reconozcan las elecciones democráticas en Nicaragua. El gigante tiene miedo al pueblo nica, le tiene tanto miedo que ha declarado que Nicaragua es un peligro para su seguridad.

Los yanquis están derrotados

La derrota del imperialismo estadounidense hace mucho que se dio. En Nicaragua sufrió la primera de su historia imperial, nos aclaraba al comienzo de esta nota el doctor Carlos Midence. ¿Por qué creen que el gigante, el mismo que empieza a ver su derretimiento internacional, tiene tanto miedo a que sus mercenarios no hayan podido dar un golpe de Estado, haber traído al país a las maras contrarrevolucionarias de más allá de las fronteras de Nicaragua, y no signifiquen nada en el espacio de la lucha electoral?

La administración yanqui ya ha dado la orden de empezar los ataques y de que se le cierren las puertas en el mundo, países, ciudades, centros artísticos, culturales, medios de difusión y demás para que se invisibilice la independencia política del pueblo nicaragüense.

Ya ha empezado la campaña desinformativa sobre Nicaragua, indicador de todos los infundios, mentiras, ambigüedades y confusiones que generen división entre las poblaciones en general, empezaron con acusaciones falsas de persecución sobre candidatos, aunque ni son candidatos, ni siquiera son partícipes en listas de ningún tipo, sino simples delincuentes que manejaban millones de dólares imperiales para desestabilizar el país, las mismas familias de siempre, los mismos mercenarios de siempre.

Pedro Sánchez, en nombre del gobierno de coalición en el estado español, emitió un comunicado protestando por las detenciones y señalando a Daniel Ortega; a continuación, retiró a su embajadora en Managua. La defensa de los contras nicaragüenses por parte de Pedro Sánchez recordó aquella otra operación contra Venezuela Bolivariana cuando pidió al presidente Maduro que se fuese y dejase al golpista Guaidó la presidencia. En su arrogancia llegó a declarar que le daba 8 días para que se fuese.

En el caso de la UE, su secretario Borrell –haciendo de Almagro, el injerencista secretario de la OEA y miembro de la CIA que apoya los golpes en Venezuela, en Bolivia, y también se mete contra Nicaragua y en toda Latinoamérica– defiende los intereses de EEUU. Borrell siempre presente contra el Derecho Internacional y los intereses de los pueblos.

Pero sigamos: el domingo 17 de octubre pasado, recibimos la noticia en toda la prensa del capitalismo (el arco va desde los declaradamente de ultraderecha hasta los que se dicen progresistas y piden dinero a los lectores para sostenerse; ya sabemos lo que es el cinismo), que el gobierno de coalición de Pedro Sánchez reuniría el lunes 18 a los 27 ministros de exteriores de la UE para que se pronuncien contra las elecciones en Nicaragua y empiecen a hacer que sus gobiernos intervengan. Injerencismo puro y duro.

Los colonialistas de América que celebran el 12 de octubre no soportan que los pueblos decidan su propio sistema social y su gobierno sin obedecer a sus intereses, sin contar con ellos. Eso es siempre así. Lo que llama la atención es que los periódicos que se presentan en el estado español como progresistas reproducen tal cual, como si fuesen suyas, las consignas de EEUU y sus subordinados de la UE.

Cola de ratón

Un ejemplo: el que se llama el Diario.es presenta como suyas las palabras de EEUU-UE-Borrell-Pedro Sánchez y su gobierno: “los principales rivales al presidente Daniel Ortega están encarcelados”. El artículo continúa mostrando únicamente declaraciones gubernamentales de quienes siguen en ese discurso. Es fácil entender que eso no es periodismo, pues no se molestan en contrastar las opiniones con la realidad.

Es fácil verificar si eso es cierto: los detenidos formaban parte de un conglomerado que se dedicaba a manejar dinero del régimen estadounidense para la subversión, no formaban parte de ninguna lista electoral ni eran candidatos de nadie, y lo que estos regímenes llaman “oposición” es fácil ver que no está perseguida, está libre, tiene en circulación sus periódicos y sus emisoras de radio y televisión, y se presenta a las elecciones.

Otra cosa es que, como indican los datos obtenidos entre el pueblo nicaragüense, la oposición neoliberal-capitalista-proimperialista tiene tanto desprestigio que se le hace imposible ganar las elecciones, y al régimen más abusador del mundo en la historia contemporánea, Esclavistas Unidos, no le gusta nada.

Los ataques que desarrollan los proimperialistas se ven reforzados por las sanciones que desde 2019 ha impuesto Europa a Nicaragua, que van a continuar y se van a recrudecer a petición del gobierno español, que curiosamente se hace llamar “el más progresista de la historia”. También es curioso que emplee y aplique las mismas declaraciones y las mismas presiones que pide toda la derecha, ¿son los genes imperialistas que pasean una cabra como su representación?

Han empezado a aplicarle sanciones con vistas a alcanzar el bloqueo total de la economía del país, ahogar y rendir al pueblo que no elige como los imperialistas quieren. Además de ilegal, el bloqueo es una acción de guerra, calificada por los tratados internacionales como genocida, que busca rendir por hambre a un pueblo que no acepta su dictadura, la única que hay en el mundo por encima de cada país: la dictadura imperial. Ante nosotros está Cuba, acosada hasta la asfixia, aunque sea tan respetada en el mundo que Naciones Unidas vota año tras año contra el bloqueo.

Otra vez serán derrotados

Hemos sabido de la muerte de Colin Powell, el asesino que mintió en el Consejo de Seguridad de la ONU para invadir Irak y destruirlo. A semejante genocida le acompañaron Bush, Blair y Aznar. Así tratan los imperialistas a los que no se les someten.

Y Nicaragua conoce a Colin Powell, personaje que viajaba a Nicaragua en los períodos electorales de los gobiernos neoliberales a amenazar al pueblo nicaragüense diciendo que en caso de que ganasen las elecciones los sandinistas, ¡habría guerra!

Hablando del tal Colin Powell, que debería haber pasado como otros de sus congéneres por un nuevo Nuremberg, les dejo unas líneas del libro que les recomiendo efusivamente, Las complejas relaciones entre EEUU y América Latina, de Carlos Midence, embajador de Nicaragua en España:

Para ilustrar lo que venimos referenciando, basta citar una crónica-ensayo del analista político William Grigsby que describe la visita de Powell a Nicaragua de la siguiente manera:

A bordo del avión que lo llevó de regreso de Centroamérica a College Sation, ciudad universitaria de Texas, Colin Powell no ocultó su satisfacción por los resultados de su periplo centroamericano (Panama-Managua-Tegucigalpa) y sintetizó así el ambiente en el cual fue recibido: Las actitudes pro-estadounidenses son elevadas.

Sin ocultar su orgullo, declaró que el surgimiento de democracias en Nicaragua y Panamá reivindicaba las políticas en Washington en los años 80: Me gustaría ver estos números en otras partes del mundo. También expresó su emoción por escuchar el himno de Estados Unidos en Managua: fue tocado para un estadounidense que hizo todo lo que pudo para apoyar a los contras y que ahora regresó como secretario de Estado en su primer viaje a Nicaragua.

Estar allí parado en formación junto al presidente Bolaños y escuchando el “Star Spangled Banner” me retrotrajo a 1987, cuando peleaba toda la noche cada tres meses con el Congreso con el fin de asegurar el financiamiento de los contras para mantener a esos tipos con vida. Fue un período difícil, pero encontramos la salida y aquí estamos, catorce, quince años después, mientras los sandinistas aún son una parte significativa de la Asamblea Legislativa, en la oposición.

Perdió Colin Powell, los Esclavistas Unidos fueron derrotados en las urnas el 5 de noviembre de 2006. El pueblo nicaragüense vuelve a votar el próximo 7 de noviembre. También para los internacionalistas es una hora crucial. Lo celebraremos.

¡Yankee, mira y aprende! ¡y respeta!

Y nosotros, bombardeados con falsificaciones contra Nicaragua por la prensa proimperialista, no debemos olvidar las palabras de Yuri Káshlev: Donde más abiertamente se revela el carácter imperialista y reaccionario de la propaganda burguesa occidental es cuando hablan de los movimientos de liberación nacional y de los procesos revolucionarios en los países de Asia, África y América Latina. Podemos citar cientos de ejemplos al respecto.

La propaganda ha servido invariablemente de “tapadera” para la agresión imperialista armada contra los países que han luchado y luchan por su independencia. Solo me queda decir: ¡Sandino! ¡Sandino! ¡Sandino!

¡Viva Nicaragua Sandinista!

¡Viva Daniel Ortega!

* Ramón Pedregal Casanova es escritor, presidente de Estudios Sociales AMANE, Miembro de la Alianza Europea para la Solidaridad con los Detenidos Palestinos y del Frente Antiimperialista Internacionalista.

Fuente: La Primerísima

USA es poderosa maquinaria para violar el Derecho Internacional

Juventud Rebelde

El Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó su rechazo categórico a las declaraciones emitidas por el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, y aseguró que el funcionario «demuestra una vez más que su Gobierno opera como una poderosa maquinaria mundial para la violación sistemática de los derechos humanos y la violación flagrante y permanente del Derecho Internacional a nivel global».

En un comunicado oficial afirmó que el secuestro del diplomático venezolano y miembro pleno de la Delegación del Gobierno venezolano en la Mesa de Diálogo en México, Alex Saab, «viola la decisión del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas del 8 de junio del corriente», señaló Telesur.

Acotó que esa decisión «expresamente solicitó a Cabo Verde abstenerse de extraditar al diplomático venezolano, así como las recomendaciones de un grupo de relatores especiales del Consejo de DDHH de la ONU. Estas acciones demuestran el desprecio del Gobierno de EEUU al Derecho Internacional».

Saab fue trasladado en forma arbitraria el sábado pasado desde la nación africana de Cabo Verde hacia Estados Unidos. El Gobierno venezolano, al conocer esa maniobra, anunció que suspendía su participación en la ronda de diálogo con la oposición, que estaba prevista iniciara el domingo pasado en la Ciudad de México.

El vocero del Departamento de Estado estadounidense dijo el lunes que los cargos contra Saab no tienen relación con las negociaciones en la mesa de diálogo. El Gobierno de Venezuela externó en el comunicado que denunciará «esta violación del Derecho Internacional» y llevará su denuncia «a todas las instancias en búsqueda de justicia».

Asimismo, resaltó que «seguirá firme en su rumbo al mantenimiento de la paz, a la profundización de su proceso democrático y revolucionario y a la consolidación de su nueva y definitiva independencia en aras de la felicidad del pueblo venezolano».

Por su parte, el Foro de Sao Paulo expresó su repudio al secuestro del diplomático venezolano Alex Saab, y dijo que viola los instrumentos de protección diplomática.

«Desde la Secretaría Ejecutiva del Foro de Sao Paulo repudiamos la extradición de Alex Saab», manifestó la secretaria ejecutiva de la organización que reúne a partidos políticos de centroizquierda de Latinoamérica y el Caribe, Mónica Valente, en su cuenta de Twitter.

En un comunicado aparte, la dirigente aseveró que, con este hecho, «el Gobierno estadounidense una vez más demuestra no respetar el Derecho Internacional, desconsiderando la inmunidad de un representante diplomático legítimo, abriendo un grave precedente internacional».

A nombre del Foro de Sao Paulo, Valente exigió a las autoridades judiciales estadounidenses «la inmediata liberación y repatriación de Alex Saab», así como «garantía de su integridad física y sicológica, y esperamos que se restablezca el diálogo para superar ese infeliz y desastroso episodio de agresión internacional».

La captura arbitraria de Saab se efectuó en Cabo Verde el pasado 12 de junio de 2020, cuando la aeronave donde se movilizaba hizo escala en ese país africano para abastecerse de gasolina y continuar con su misión humanitaria hacia Irán.

Pese a contar con todas las acreditaciones como diplomático venezolano ante los pueblos africanos con base a la Convención de Viena, el Convenio de Ginebra y de Naciones Unidas, Alex Saab fue detenido y llevado a una celda.

Desde su detención, a Saab se le vulneró el debido proceso, y tanto a las autoridades constitucionales de Venezuela como a su familia y equipo de abogados se les impidió la entrada a Cabo Verde para hacer la respectiva defensa.

El diplomático venezolano fue clave para poder traer alimentos y medicinas desde diversos países hacia Caracas, esto enmarcado en el ilegal bloqueo de tipo económico, financiero y comercial que la Casa Blanca le impone al país sudamericano desde hace más de cinco años.

La verdad sobre la violencia en Bosawás

Tortilla con sal

Desde hace varios años, un frente constante en la implacable guerra propagandística de las ONG y los medios de comunicación occidentales contra el gobierno sandinista de Nicaragua, ha sido el acusar falsamente a las autoridades nacionales de perjudicar o descuidar los derechos y el bienestar de los pueblos indígenas del país.

En realidad, es todo lo contrario. Los pueblos indígenas de Nicaragua disfrutan del sistema de autogobierno más progresista y avanzado del hemisferio. Pero los informes de la industria occidental de los derechos humanos, en particular de las ONG estadounidenses y europeas, que dicen defender a los pueblos indígenas, omiten sistemáticamente este hecho para centrarse en incidentes esporádicos de violencia, los cuales tergiversan sistemáticamente.

En general, la propaganda antisandinista norteamericana y europea publicada por organizaciones financiadas por las corporaciones y fundaciones de las elites internacionales, por ejemplo Global Witness o el Oakland Institute y por los medios de comunicación internacionales, avanzan tres principales mentiras:

• El gobierno nicaragüense permite, e incluso fomenta, la invasión por parte de los foráneos llamados «colonos» de las tierras indígenas, afectando en particular a la Reserva de la Biosfera de Bosawás.
• El gobierno no investiga ni remedia los incidentes de violencia contra las comunidades de los pueblos indígenas del país.
• Los pueblos indígenas afectados son invariablemente víctimas inocentes cuyos intereses están representados y defendidos por ONG locales con financiación extranjera.

Varios reportajes y entrevistas de primera mano en el último año han demostrado categóricamente que cada una de estas afirmaciones propagandísticas es falsa.

Recientemente, un grupo de reporteros visitó el lugar de un ataque muy publicitado que ocurrió en Kiwakumbai, en el núcleo de la Reserva de la Biosfera de Bosawas. Su reportaje demostró que algunos miembros de las propias comunidades indígenas locales no sólo promovieron el uso ilícito de las tierras de su pueblo causando la deforestación y la contaminación de las fuentes de agua, sino que también participaron en la violencia asesina. El incidente de Kiwakumbai y otro posterior, que afectó a una comunidad cercana llamada Palan, arrojaron nueva luz sobre hechos similares ocurridos en la comunidad de Alal en la zona de Bosawás en enero de 2020.

Todos estos acontecimientos demuestran:

• Los asentamientos de tierras en la zona tienen una larga historia en la que está claro que algunos miembros de las comunidades indígenas locales realicen transacciones irregulares de tierras con personas ajenas a ellas, lo que ocasionalmente da lugar a disputas violentas en las que algunos miembros de las comunidades indígenas han participado en ataques mortales.
• A pesar de la lejanía de la zona y de la dificultad del terreno, los incidentes violentos son investigados siempre de forma oportuna y exhaustiva por las autoridades.
• Las instituciones gubernamentales, incluyendo la policía y el ejército, se coordinan con el gobierno autónomo regional, los gobiernos territoriales indígenas y los gobiernos comunales indígenas, así como con la autoridad municipal pertinente, tanto para reparar las pérdidas y los daños a las víctimas, como para resolver el conflicto inmediato, a la vez que se busca prevenir futuros conflictos.

Nada de esta realidad es reportada por los medios de comunicación locales de la oposición, que citan acríticamente la información de las ONG locales financiadas con fondos extranjeros como el Centro de Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (CEJUDHCAN), el Centro de Asistencia Legal a los Pueblos Indígenas (CALPI) o la Fundación del Río, todas ellas alineadas con la oposición política de Nicaragua.

Estas ONG afirman falsamente que representan a los pueblos indígenas de la zona, una afirmación rechazada por los propios líderes indígenas, por ejemplo, los dirigentes de la Nación Mayangna, cuyas tierras incluyen las comunidades de Alal, Kiwakumbai y Palan.

En una extensa entrevista en noviembre de 2020, estos líderes reconocen el papel positivo del gobierno nicaragüense en la remediación y resolución de los conflictos. También reconocen la participación de algunos miembros de sus propias comunidades indígenas en las transacciones irregulares de tierras.

Esto hace que la información disponible sobre los conflictos que afectan a los pueblos indígenas en Nicaragua sea muy diferente a la información sobre ese tipo de conflicto en la vecina Honduras, por ejemplo. En Honduras, los informes sobre la situación de los pueblos indígenas suelen basarse en la información de organizaciones como el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), una organización que representa auténticamente al pueblo lenca del oeste de Honduras.

Asimismo, la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), genuinamente representa al pueblo garífuna que vive en la costa caribeña del país. Ambas organizaciones cuentan con el apoyo masivo de sus pueblos de base en la resistencia a la depredación empresarial, la cual se desarrolla con la complicidad de las corruptas autoridades hondureñas.

Por lo tanto, cuando las ONG internacionales basan sus informes en la información de estas organizaciones u otras similares en Honduras, pueden considerarse generalmente fiables. Esto se ha confirmado, por ejemplo, en los casos de Bertha Cáceres o de los cuatro activistas garífunas desaparecidos a la fuerza en julio de 2020.

En cambio, en el caso de Nicaragua, las ONG internacionales que se hacen pasar por defensoras de los derechos de los indígenas, basan sus informes en organizaciones locales no representativas financiadas con fondos extranjeros, todas ellas alineadas con la oposición política del país. Su versión de los acontecimientos en la Costa Caribe de Nicaragua contradice directamente la de los representantes electos de los gobiernos de los pueblos indígenas de la región.

El material recogido aquí incluye un análisis por parte del escritor independiente John Perry de la información sobre la situación de los pueblos indígenas de Nicaragua. También incluye entrevistas y reportes sobre el violento incidente de Kiwakumbai y su contexto social y económico.

Prácticamente todo lo que se desprende de esas entrevistas e informes confirma las opiniones expresadas por los líderes de la Nación Mayangna en su extensa entrevista de noviembre de 2020. En conjunto, este material demuestra la absoluta falsedad de la información sobre Nicaragua divulgada por las ONG y los medios de comunicación internacionales.

Sería un error desestimar esta realidad como una especie de desafortunado descuido o malentendido por parte de las organizaciones internacionales en cuestión. La industria occidental de los derechos humanos depende de la financiación de grandes corporaciones y entidades afines cuyo objetivo es promover los intereses sociales, económicos y políticos de las poderosas élites occidentales y sus aliados. Evidentemente, un corolario de ese objetivo es atacar a cualquier gobierno que esté dispuesto a defender la soberanía nacional de su país contra los intereses corporativos y de las élites relacionadas.

Para ello, las organizaciones de derechos humanos occidentales y las instituciones internacionales como las de las Naciones Unidas han sido intensamente cooptadas por el corrupto poder corporativo y entidades afines como, por ejemplo, la influyente red de Bill y Hillary Clinton, entre otros.

Esa es la explicación subyacente del implacable asalto al gobierno sandinista de Nicaragua por parte de la industria occidental de los derechos humanos en general y, en el presente caso, de su rama subsidiaria de los derechos de los pueblos indígenas.

Son organizaciones financiadas por las élites occidentales que han saqueado, esclavizado y masacrado a los pueblos indígenas del mundo durante siglos. En verdad, el gobierno revolucionario de Nicaragua promueve la defensa de los derechos de los pueblos originarios con el modelo de autonomía más avanzado de América Latina y el Caribe.

La injerencia y el odio se lanzan contra Nicaragua

Elson Concepción Pérez | Granma

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), refutó las declaraciones de funcionarios del Gobierno de EEUU respecto al proceso electoral nicaragüense, por constituir ataques e intentos desestabilizadores contra el ejecutivo de ese país.

Como fieras dominadas por el odio se expresa la actuación de Estados Unidos, la OEA y la Unión Europea contra Nicaragua, descalificando desde ahora las próximas elecciones generales.

El Gobierno estadounidense aseguró que los comicios del venidero 7 de noviembre en la nación centroamericana serán una «farsa y han perdido toda credibilidad», según afirmó el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, citado por la agencia alemana DW.

Para el vocero de Estados Unidos, cuyo Gobierno ha impuesto sanciones económicas a altos funcionarios, es «ya una conclusión inevitable que Ortega se asegurará de que las elecciones de noviembre sean una farsa, y que se proclamará a sí mismo victorioso».

Por su parte, el Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, aseguró que espera que el bloque comunitario ejerza presión sobre el Gobierno de Nicaragua, antes de las elecciones presidenciales. Sus declaraciones se produjeron en medio de la reunión de los cancilleres de esa organización este 18 de octubre.

Como expresión de la «diplomacia» que aplica la jefatura de la UE, Borrell calificó de «muy nefasta» la situación en el país centroamericano. Incluso dijo que los comicios presidenciales son organizados por una de las peores dictaduras del mundo y, por tanto, el proceso electoral será falso, precisa un despacho de France 24.

El otro componente de esta guerra mediática, la Organización de Estados Americanos (OEA), ha considerado insuficientes los insultos y mentiras que Luis Almagro ha expresado contra el mandatario Daniel Ortega, y ha convocado a una reunión de su Consejo Permanente con un único tema en su agenda: Nicaragua.

El gobierno de la nación agredida rechazó dicha convocatoria por ilegítima, y dijo que no participaría en la cita de la OEA.

En este contexto, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) refutó las declaraciones de funcionarios del Gobierno de EE. UU. respecto al proceso electoral nicaragüense, por constituir ataques e intentos desestabilizadores contra el ejecutivo de ese país.

Al respecto, el ALBA también condenó «las acciones injerencistas que, desde la OEA, pretenden inmiscuirse en asuntos que confieren exclusivamente al pueblo y las instituciones nicaragüenses».

Posición de Nicaragua ante sesión de la OEA

Honorable Presidente del Consejo Permanente de la OEA

Honorables delegados de Estados y Gobiernos de nuestra América.

“La independencia, la soberanía y la autodeterminación nacional, son derechos irrenunciables del pueblo y fundamentos de la nación nicaragüense. Toda injerencia extranjera en los asuntos internos de Nicaragua o cualquier intento de menoscabar esos derechos, atenta contra la vida del pueblo. Es deber de todos los nicaragüenses preservar y defender estos derechos”.

Estimados Delegados:

Lo anterior, no es un recurso discursivo, ni producción literaria abierta e imaginaria… NO señores, es el texto íntegro de la Norma Constitucional, en su artículo 1ro que rige, cobija y conduce las cabezas y corazones de todos y cada uno de los nicaragüenses. Ese es el marco Jurídico-Político que determina los alcances de nuestra participación en este Foro, o Consejo Permanente de la OEA.

Pero para entenderlo –si fuere el caso de no ser comprendido lo anterior- tomar en debida nota de que, “La soberanía nacional reside en el pueblo y la ejerce a través de instrumentos democráticos decidiendo y participando libremente en la construcción y perfeccionamiento del sistema económico, político, cultural y social de la nación.

El poder soberano lo ejerce el pueblo por medio de sus representantes libremente elegidos por sufragio universal, igual, directo y secreto, sin que ninguna otra persona o reunión de personas pueda arrogarse esta representación”, tampoco es palabra hueca, floritura verbal o texto muerto, invalido y olvidado.

Señores: Esa es parte inicial de nuestro artículo 2do, de la misma Constitución Política. Eso es Ley en mi país, y eso lo sabe todo ciudadano honrado, libre, valiente, y sobre todo PATRIOTICO A CARTA CABAL.

Hoy se convocan a los Distinguidos Delegados de la mayoría de los Estados de Nuestramérica, para conocer y debatir, sobre un conjunto de conjeturas, propuestas, planes y mecanismos, que agreden directamente la soberanía nacional de Nicaragua. Nuestro País, jamás ha aceptado, no acepta, ni aceptará, actos que degraden su Libertad, como Estado Independiente, que ostentamos desde nuestra independencia nacional desde ya más de 200 años.

Esta fija y constante posición de honor Patrio lo hemos hecho en reiteradas ocasiones, ante múltiples sesiones de la OEA, la ONU, el MNOAL, la CELAC, entre otros, por cuanto los alcances de nuestra democracia no permiten que Estado alguno, menos Organismos como esta OEA, intervengan de forma grosera, inamistosa, Ilegal y Anticonstitucional en nuestros Asuntos internos.

Hemos sido claros y contestes en los diferentes momentos y mantenemos invariables esos conceptos. Por ello, nadie debe intervenir por el derrotero de nuestra Vida Institucional. Nuestro Estado de Derecho es sólido, y ejerce su soberanía plena, en su defensa institucional, mediante leyes, debidamente aprobadas por los órganos legislativos competentes y Procedimientos judiciales muy claros, que atienden las bases de la observancia de los derechos procesales de todo indiciado.

Estimados Delegados:

En nuestro País no hay un solo candidato detenido, NI UNO, No hay un solo Inocente procesado, NI UNO, los que están siendo objeto de procesos legales, son agentes extranjeros, identificados plenamente en nóminas de Gobiernos extranjeros, que usando las estructuras de Instituciones privadas, internaron millones de dólares para destruir, matar, quebrar la economía y subvertir el orden Constitucional.

Eso en Nicaragua, desde 1979, es delito de lesa humanidad, y se castiga con determinación, pues es la vida del ciudadano común, el principal agredido y atacado y víctima. No son Palomas de Basílicas, las que hoy enfrentan el peso de las leyes, son instigadores, asesinos y destructores. Por menos que eso, en muchos de sus Estados, sus Leyes, les aplicarían penas muy graves. Sin mayor presunción, o ley que no sean las llamadas Leyes Patrióticas.

Las acciones violatorias a los Principios de No Injerencia en asuntos de otros Estados y el de Respeto a la Autodeterminación y Soberanía de cada Pueblo, y sobre todo el Respeto a la Vida de esos Pueblos, no nos permiten licencias para calificar un Proceso Interno institucional de Nadie y mucho menos llevarlo, mediante burdas manipulaciones mediáticas y presiones a eventos que derivaron o derivan en muertes y Golpes de Estados.

Creemos, los nicaragüenses, que una somera revisión del pasado inmediato de las máximas Autoridades de este Organismo OEA, los pone muy mal frente a la Historia, y sobre todo, frente a las víctimas de los abusos y violaciones a la Soberanía de esos pueblos Víctimas.

En Nicaragua participan más de 12 Partidos Políticos en las Elecciones, TODOS Participaron en la formulación de las Reformas Electorales, discutidas abiertamente en las etapas de proceso de formación de Ley. Los Partidos que se auto excluyeron, lo hicieron a voluntad propia. Uno dijo que no presentaría Candidatos. Eso causa disolución de Oficio.

Otro Hizo alianzas de hecho, con estructuras no autorizadas por sus propias instancias y a solicitud de sus dirigentes, se canceló dicha alianza, y otro, su máxima autoridad, ostentaba ciudadanía extranjera, razón por la que la propia Constitución nicaragüense, desde 1987 señala que los extranjeros no tienen Derechos Políticos partidarios institucionales. Sus Actos se declaran nulos, porque de la nulidad, no nace derecho.

Actualmente se avanza en las etapas previas al día 7 de Noviembre. Verificada la ciudadanía en sus Centros de Votos, empadronados el 100% de los ciudadanos aptos para votar, determinados los casi 14,000 JRV, y en una Campaña con muchos cuidados por las pandemias, el proceso avanza y no se detendrá.

Los Partidos y Alianzas ya presentaron sus Candidatos, y sus propuestas para la integración de las JRV, así como la integración de sus Fiscales. El País camina, a paso firme, seguro, en Unidad, y siempre victorioso. NO hay razón por la que ningún Estado de nuestra América, dude del Patriotismo y Espíritu Democrático de nuestro Pueblo.

Nicaragua, reclama con respeto, pero sentados en la autoridad de que trabajamos en nuestro Modelo de Vida propio, el Espíritu Democrático que debe regir la Vida de nuestros Pueblos. Declaramos firmemente que nuestra Soberanía no se discute, que se escribe no con tinta sino con sangre, a lo largo de la historia.

En este Octubre Victorioso, Mes de nuestro gran Benjamín Zeledón, Ilustre Padre de la Patria, quien en su muerte iluminó al más grande Héroe de Las Segovias. A.C. Sandino, expresamos sencillamente, que somos un Pueblo Libre, Soberano, Honesto, Digno, Amante de la Paz, del Respeto a la Autodeterminación de los Pueblos y esencialmente Luchadores por la Vida.

En este marco, y dado nuestras consideraciones de respeto por aquellos Delegados que si entienden que los Pueblos de Nuestramérica merecen ser tratados con Integridad y Respeto, NO participamos de esta Sesión, pues una sola expresión de agravio a nuestra Soberanía, no merece ser oída.

Managua, Nicaragua, 20 de Octubre, 2021