Nicaragua pierde $1, 180 millones por intento golpista

El Gobierno de Nicaragua estimó en 1180,6 millones de dólares los daños causados por la crisis sociopolítica que enfrenta el país centroamericano desde el abril.

Los daños, que el Gobierno, presidido por Daniel Ortega, atribuye al terrorismo golpista, orquestado por algunos países regionales, se dieron principalmente en los sectores de transporte y turismo, la destrucción de obras públicas y la reducción del presupuesto general del Estado.

De acuerdo con un informe presentado el Ejecutivo, el gobernante partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) resumió que, por la agitación social de estos últimos meses, sus arcas públicas se han resentido en unos 525 millones de dólares en el sector de transporte y otros 231 millones de dólares en la industria turística.

La destrucción en el sector público fue calculada en 205,4 millones de dólares, y la reducción en el presupuesto estatal fue de 219,2 millones de dólares debido a la falta en el pago de los impuestos, divulgó el Gobierno nicaragüense.

La crisis nicaragüense se ha saldado con una pérdida de 119 567 empleos, según el informe estatal que eleva, a su vez, a 199 el número de muertos que reconoce de manera oficial como producto de una crisis sociopolítica que comenzó el pasado 18 de abril con marchas contra una reforma de la seguridad social, que luego fue derogada por el el presidente del país.

Antes de la referida crisis, el Banco Central de Nicaragua (BCN) proyectaba un crecimiento económico del 4,5 al 5 por ciento en 2018, estimación que bajó al uno por ciento tras el estallido social.

El mandatario sandinista ha acusado en reiteradas ocasiones a Estados Unidos de estar detrás de las manifestaciones de la oposición nicaragüense contra su persona y que según él, las protestas tienen como objetivo provocar un golpe de Estado.

Piñera vociferó lo que Trump quería escuchar

El servil vendepatria Sebastián Piñera con su amo Donald Trump.

Un día antes se apareció en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (AGNU) con un discurso difamando a Venezuela, irrespetando a Cuba, ofendiendo a Nicaragua y con señalamientos contra Bolivia. Tal y como lo quería oír el mandatario norteamericano, Donald Trump, que un día después lo recibió en la Casa Blanca.

Se trata del presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien obsequió a su homólogo de Estados Unidos una bandera del país norteño donde aparece el blasón chileno enquistado en su centro. Es que Chile está dentro del corazón estadounidense, aclaró en busca de un gesto aprobatorio de Trump.

El día que compareció ante la ONU habló de «falta de libertades» en Cuba y Nicaragua, y hasta de derechos humanos. Y su discurso, claro está, no fue algo más que la imagen y semejanza del de Donald Trump.

Parece que el mandatario chileno desconoce que allí, en el amplio salón de Naciones Unidas, estaban reunidos representantes de pueblos donde no se reprime a los estudiantes, como hacen los carabineros en las calles de Santiago.

También olvida que en aquel recinto se recuerda todavía que Chile tuvo como presidente a un Augusto Pinochet, autor del golpe militar contra el gobierno democrático de Salvador Allende, y de la muerte y desaparición de miles de ciudadanos.

Que hasta allí han llegado los reclamos de los indios mapuches, quienes, según datos de la Unicef, un 68 % de los jóvenes y niños de esa comunidad son discriminados.

O que en la ONU se trata de respetar la justicia cuando es verdadera y se aplica con toda su fuerza contra asesinos, golpistas, violadores de derechos humanos y genocidas, como es el caso de Pinochet y otros involucrados dentro de las fuerzas armadas y los carabineros de Chile, y tanto uno como los otros nunca fueron juzgados como merecían, o al menos, como exigía el propio pueblo que todavía busca a sus hijos desaparecidos.

¿De qué estaba hablando Sebastián Piñera cuando se refería a Cuba y la acusaba de no ser un sistema democrático y donde no hay respeto básico a los derechos humanos?

Incluso, si lo que quería el mandatario chileno era ser elogiado por Trump, pudo haber escogido ejemplos de su propio país, de cómo se reprime a los jóvenes que exigen educación gratuita y de calidad, o a los mineros que demandan mejores condiciones laborales.
El presidente norteamericano le dijo en el encuentro bilateral cosas que Piñera quería oír, aunque no tuvieran lógica en un diálogo a ese nivel. En ese caso, el mandatario del país austral, por ética, no debió hacer comparsa para difamar a pueblos latinoamericanos.

¿O es que olvidó que en los países a los que trataba de criticar, los indicadores de salud, educación, trabajo y otros, son ejemplos reconocidos por las instituciones internacionales; donde la salud es brindada a todos los ciudadanos por igual; la educación es un derecho y la recibimos sin tener que pagar un centavo por ella?

Piñera, que no es primera vez que ocupa la silla presidencial de su país, debe recordar –en la ONU y fuera de ella–, que miles de los hijos de Chile tuvieron que emigrar e instalarse en otros países para poder salir vivos durante la dictadura. Eso no pasa ahora en la Venezuela que ofende ni en Nicaragua, ni ha pasado nunca en Cuba.

A muchos preocupa y duele que todavía, en este siglo XXI, el litigio de Chile con Bolivia por el derecho a la salida al mar de este último país no esté resuelto y que la vía de la negociación y del diálogo que auspicia el presidente Evo Morales, hasta ahora no haya sido escuchada ni emprendida para bien de ambos países y de la región en su conjunto.

Una pregunta muchos se hacen desde este encuentro en la ONU: ¿cuál fue su propósito de entregar a Trump una bandera norteamericana con el blasón chileno dentro de ella?

Es muy posible que el gesto mediático pudiera tener efectos contraproducentes a la hora de entender los porqués. Incluso, puede resultar obvio que alguien piense que de lo que se trata –además de intimar con Trump– es una sugerencia para que el inquilino de la Casa Blanca tenga presente que el Gobierno chileno y su mandatario en particular, están de acuerdo con su política y en tal caso, Chile hará comparsa con Washington en cualquier aventura que se le ocurra.

De ser así, me atrevería a aconsejar a Piñera que no mencione a Cuba, que aquí hay bastante dignidad y ningún interés mediático en quedar bien con el presidente norteamericano. Ni nuestra bandera, la de la estrella solitaria, podrá ser mutilada, ni con ese, ni con ningún otro objetivo.

CONTEXTO

– Durante la campaña presidencial del año pasado, la izquierda presentó a Piñera como un retroceso en dos sentidos: hacia el país tomado por los intereses corporativos de los más ricos y hacia el Chile del régimen militar de los 70 y 80.

– Sus críticos apuntan a la compleja trama de intereses privados que le rodea, al fracaso de su Gobierno en la gestión del Censo del 2012 o a las investigaciones judiciales que comprometen a varios funcionarios de su gabinete, incluidos dos de sus exministros.

– Según datos ratificados por el actual Gobierno de Piñera, en el anterior mandato se crearon
1 017 000 empleos. Sin embargo, la cifra ha sido cuestionada, ya que en el último año de gestión, el 65 % de los empleos creados fue por cuenta propia.

– En febrero del 2014, fue el mismo Piñera quien dijo: «hemos logrado reconstruir un 97 %». Sin embargo, según los ministerios de Obras Públicas y Vivienda, la reconstrucción no superaba el 82 % de avance en el 2014.

Los Chamorro piden respeto

A Violeta Barrios le gustaba enseñar en los años 80 el deterioro de La Prensa, que adjudicaba a la revolución. Lo cierto es que ella y su familia fueron cómplices de la muerte de miles de personas y de la destrucción del país con apoyo de Estados Unidos.

La expresidenta Violeta Barrios viuda de Chamorro, de 89 años casi cumplidos, está gravemente enferma, y desde las páginas de La Prensa sus hijos piden se respete la privacidad de su madre y la de su familia. Ellos demandan respeto, los mismos que no respetan la vida de nadie, ni siquiera la del actual presidente Daniel Ortega y su familia, contra quienes a diario lanzan el peor de sus venenos a través de su “república de papel”.

Es interesante lo que plantean los hijos de la exmandataria, cuando ellos mismos se han encargado de manchar la imagen de su mamá con su involucramiento en una guerra informativa sin cuartel en contra del sandinismo, que incluye el acopio de dinero proveniente de entidades desestabilizadoras norteamericanas.

Ese dinero ha sido recibido precisamente por la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, nombre que utiliza su hija Cristiana para financiar entrenamiento a grupos desafectos al gobierno del FSLN, incluyendo a medios de comunicación y periodistas.

El uso del nombre y la imagen de la señora Barrios viuda de Chamorro para fines criminales como el recién fallido golpe de Estado, es el peor irrespeto a la imagen de una expresidenta, que nos ha querido ser vendida por los medios de su familia, como una devota madre de familia que vio como sus hijos a todos los nicaragüenses.

Lo cierto es que doña Violeta Barrios nunca gobernó, ya que las riendas del poder fueron tomadas desde un inicio por su yerno, ya fallecido, Antonio Lacayo y su hija Cristiana, una furibunda antisandinista que defiende a rabiar lo que considera derechos históricos y divinos de la oligarquía de Nicaragua.

Y el atol con el dedo que intentaron darnos con la imagen “maternal” de la señora del reparto Las Palmas, queda nada más en eso: intento. Las malas obras del gobierno de Chamorro se encargaron de poner las cosas en su lugar.

No solo llegó al poder con la ayuda del imperio norteamericano y su presidente, el multiasesino Ronald Reagan, sino que lo hizo sobre un mar de sangre de nicaragüenses que defendieron su revolución, y otro tanto de inocentes víctimas de la agresión norteamericana.

Ya en el gobierno, una de sus primeras acciones fue perdonarles a los gringos –como agradecimiento por entregar el poder a la oligarquía-, la deuda de más de 17 mil millones de dólares que la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, Holanda, había determinado que tenían que pagarle a Nicaragua por los daños ocasionados durante la guerra.

Y después, como su familia se desplaza siempre en camionetonas del año con combustible ilimitado debido a sus numerosos privilegios y empresas, vendió como chatarra el ferrocarril, junto a nueve locomotoras diésel que habían sido donadas a mediados de los años 80.

La excusa del “yernazo” fue que tenían que cancelar las prestaciones de los obreros del Ferrocarril de Nicaragua que habían sido lanzados al desempleo. Miles y miles de familias que utilizaban ese medio de transporte barato para movilizarse, resultaron afectadas por la insensibilidad de Violeta Barrios y su familia.

Y les recordamos otra cosa a los Chamorro que ahora piden respeto: en agosto del año pasado fue asesinado en un “recupere de arma”, el policía Leonel Eduardo Medrano Rodríguez, de 31 años, quien cuidaba la vivienda de la señora Barrios vda. de Chamorro.

Tras el crimen, Cristiana Chamorro vda. de Lacayo, quien ahora junto a su familia llama “guardias asesinos” a los policías, dijo:

“La Policía siempre resguarda la casa de mi mamá, vamos a averiguar la investigación, a conocer qué fue lo que pasó, y vamos a ponernos de acuerdo con la Policía para que la seguridad siempre se mantenga y no pasen estas cosas, nosotros queremos expresar sí que lamentamos la muerte de este oficial que murió en el cumplimiento de su deber”.

Investigación del asesinato del policía que cuidaba la vivienda de Violeta Barrios.

Claro, cuidar a su mamá oligarca era el “deber” del policía asesinado, pero cuando la institución del orden actúa en defensa de la población agredida por los frustrados golpistas de los cuales los Chamorro Barrios son parte, se convierte en “genocida”.

Viendo lo ocurrido con el intento de golpe de Estado, planificado desde hace varios años, no es descabellado pensar que el AK-47 que le quitaron al agente de policía asesinado, era parte de la acumulación de armas de los actuales golpistas fracasados.

Es que en las páginas de La Prensa nadie está a salvo de la real voluntad de sus dueños, las diferentes ramas de la familia Chamorro que comparten acciones. Son ellos los que deciden quién tiene la razón –aunque no la tenga-, y por supuesto contra quién se utilizan las páginas que ya casi agonizan por falta de anuncios y compradores.

Pese al comunicado sobre la salud de Violeta Barrios vda. de Chamorro, no hay que creer mucho en la devoción familiar de esta camarilla. Jamás le perdonaron al ingeniero Xavier Chamorro Cardenal que se separara del clan para ir a fundar El Nuevo Diario, cuyas páginas defendieron los intereses populares hasta que sus hijos tomaron las riendas del rotativo.

Don Xavier contaba que sus hermanos Jaime y Ana María no le dirigían la palabra y solo podía reunirse con ellos en Navidad, cuando su madre, Margarita Cardenal, convocaba a la familia.

Fue tanto el odio contra el ingeniero Chamorro, que su hermano Jaime y su sobrino Hugo Holmann fundaron el periódico Hoy como contraparte de El Nuevo Diario, a fin de sacarlo del mercado y quedarse con el monopolio que siempre han querido tener, el que en parte han logrado gracias a las generosas dádivas que la Fundación Violeta Barrios ha entregado en los últimos daños a diferentes medios de comunicación y periodistas con fondos de la USAID.

Hay otras muchas verdades sobre el gobierno de Violeta Barrios vda. de Chamorro que de seguro sus vástagos no quieren oír. Por eso, ahora que la ven al borde la muerte, recurren a normas sociales y sobre todo humanas como la solidaridad y el respeto, que son válidas, pero que ellos nunca han practicado.

Nicaragua defiende principios de soberanía e independencia en la ONU

Denis Moncada Colindres, canciller de Nicaragua.

El Canciller Denis Moncada ratificó que el Gobierno y pueblo de Nicaragua defienden el principio de independencia y soberanía, tal como lo establece la Carta de las Naciones Unidas.

Al intervenir en el Debate General del 73 Período de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, transmitió el mensaje de paz del pueblo nicaragüense, del presidente Daniel Ortega, y la vicepresidenta Rosario Murillo.

En la sede del máximo organismo internacional en Nueva York, recordó que a tres años de la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, continuamos siendo testigos de un mundo en crisis, con el uso de la fuerza, intentos de golpes de Estado y desestabilizaciones que amenazan la ejecución de los objetivos planteados.

Nicaragua ha ganado nuevamente la paz, la convivencia fraterna y el retorno de la normalidad, aseguró. Denunció que el intento de golpe de Estado que logramos vencer nos dejó grandes secuelas al ser terrorismo disfrazado de protestas pacíficas. En ese sentido mencionó los asaltos, violaciones, torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes.

En la región Nicaragua tiene un alto reconocimiento como factor de estabilidad, paz, disminución de la pobreza, equidad de género y de seguridad ciudadana, siendo un muro de contención ante el narcotráfico, subrayó.

El titular de Relaciones Exteriores demandó el cese de toda política injerencista. El Gobierno y pueblo han trabajado de manera sostenida por cumplir los objetivos de la Agenda 2030, indicó. Se refirió a que antes del intento del golpe de estado Nicaragua venía creciendo y superando los niveles de pobreza y pobreza extrema.

Enfrentamos una vez más la amenaza de Estados Unidos, denunciamos su intervencionismo e injerencia, amenazando con un proyecto de Ley en el Congreso. Para Nicaragua, contribuir con la paz internacional es alcanzar un desarme nuclear completo. Al respecto, rememoró que el Gobierno Sandinista ha apoyado la desnuclearización de la península coreana mediante el diálogo y la comunicación.
Nicaragua espera que se desmantelen lar armas nucleares de manera completa y que los países involucrados cooperen para asegurar la paz verdadera en la península coreana, añadió.

Reiteró que Nicaragua condena el criminal bloqueo contra Cuba y todas sus mediadas y ramificaciones extraterritoriales. Rechaza cualquier medida económica coercitiva contra pueblos y gobiernos, es inaceptable para nuestro país ese uso como método para cambiar gobiernos ilegalmente.

Aseguró que este año Nicaragua votará de nuevo contra el bloqueo económico, comercial y financiero que impone Washington a Cuba. Moncada ratificó la solidaridad con el pueblo y Gobierno de Venezuela, y el rechazo al intento de magnicidio contra Nicolás Maduro.

Es necesario continuar apoyando la descolonización en el mundo, Nicaragua aboga por la conformación de los dos estados: Israel y Palestina, reiteramos nuestra solidaridad total con Siria en la lucha contra el terrorismo y en la defensa de su soberanía, añadió.

Puntualizó que la humanidad sigue clamando por la paz.

Es urgente un llamado a la reinvención de la ONU como lo propuso el canciller nicaragüense Miguel D´Escoto, para ello debemos procurar la transformación indispensable a fin de que sirva a los intereses de todos sus miembros y la humanidad entera, recalcó.

Recordó que durante su presidencia, el padre Miguel D´Escoto desarrolló y luchó hasta el final precisamente con estas ideas.

Urge acciones para combatir el cambio climático, para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible necesitamos derogar las medidas coercitivas internacionales, debemos trabajar por la justica, paz, respeto, diálogo, seguridad, soberanía en el mundo, para ello debemos propiciar las transformaciones indispensables, insistió.

Afirmó que el Gobierno y pueblo de Nicaragua abogan por un mundo con valores, donde los seres humanos podamos contar con lo mejor de nosotros mismos.

Las posverdades y la Fake News tras el fracaso de abril

En redes sociales y aplicaciones de mensajerías, se difundió una narrativa social con signo negativo para la actual democracia nicaragüense.

La Crisis de Abril no solo fue un hecho sorpresivo en la política nicaragüense –contra todo pronóstico, se miraba tambalear el proyecto político de corte nacional y popular del sandinismo, reinante en los últimos 11 años–, sino que abrió un ciclo de (re)producciones, de narrativas basadas en argumentos eficaces pero que llegaron a ser inverosímiles, como la participación de agentes “cubanos-venezolanos” para reprimir las manifestaciones anti-gubernamentales, las cuales tuvieron inicio el 18 de abril.

En cualquier caso, los partidos, sectores y grupos sociales adversos al sandinismo, los cuales conforman ahora la coalición opositora de derechas, Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), fueron más hábiles al inicio de la crisis para utilizar las redes sociales y difundir mensajes sensibles que produjeran un mayor descontento y movilización. Merecen especial atención las narrativas sociales que se utilizaron, las fibras emocionales que tocaron y las formas en cómo se fueron vinculando en correspondencia con la evolución coyuntural de la crisis.

El objetivo de este artículo, entonces, es presentar un análisis de algunos de los principales argumentos de la coalición opositora, proliferados durante los primeros meses de la crisis y que fueron difundidos y publicados en internet. El análisis fue basado en el método etnográfico, ideal para explorar metodológicamente la cultura digital, con la finalidad de caracterizar el argumentario opositor al sandinismo. El corpus analizado incluye comunicados de empresas; publicación de perfiles de Facebook y publicaciones en Twitter, entre los meses de abril, mayo y junio.

Militares en las calles

La participación del cuerpo castrense fue uno de los puntos de mayor discusión en las redes sociales antes, durante y después de la crisis. En las discusiones sostenidas se mezclaron perspectivas y argumentaciones ciertamente manipuladas, las cuales debieron ser desmentidas posteriormente por la institución militar.

Se trata de una noticia falsa porque esta imagen corresponde a un desfile militar acontecido un año anterior.

Circulación de noticias falsas, desde que el Ejército de Nicaragua pidió el 20 de abril la renuncia inmediata del presidente Daniel Ortega o como que el Hospital Militar Escuela no estaba atendiendo a manifestantes heridos. Particularmente, llama la atención del maniqueísmo político de la información en torno al Ejército, las cuales sobredimensionan el factor militar como un factor de contención de las manifestaciones acontecidas desde el 18 de abril.

En definitiva, si bien la Crisis de Abril estuvo marcada por noticias falsas alrededor de la cuestión militar, esto no puede ser considerado como un gran elemento explicativo de la crisis, donde, la misma institución militar se desmarcó, a través de su Dirección de Relaciones Públicas y Exteriores, mediante la divulgación de diferentes notas de prensa acerca de la capacidad de intervención de la institución en asuntos internos.

Disparos a la Verdad: la controversia de los francotiradores.

Durante el transcurso de la crisis, la violencia, en sus diferentes tipos y/o expresiones, fue la piedra de toque de todas las conversaciones públicas en redes sociales. La violencia “ejercida” por francotiradores fue una de las informaciones más divulgadas por medios de comunicación nacionales y en internet. Pero, ¿cuál es el grado de verdad en ello?

Tres empresas nicaragüenses tuvieron que desmentir el uso de su infraestructura por parte de supuestos francotiradores.

A la actualidad, los francotiradores no se han confirmado al no contarse con pruebas fehacientes –vídeos y fotos precisas–. Por el contrario, todo indica, por los constantes comunicados de empresas y figuras públicas desmintiendo el asunto, que las noticias de francotiradores se insertan en los falsos positivos de la Crisis de Abril.

Falso ataque químico en Masaya

Siguiendo el hilo narrativo de la violencia, entre el 03 al 04 del mes de junio, se difundió la información de que Masaya fue objeto de un presunto ataque químico desde avionetas y drones. Una noticia que se difundió en redes sociales e inmediatamente llamó la atención de medios nacionales e internacionales. No obstante, como en el caso anterior tocante a la violencia, vale la pena cuestionar hasta qué punto fue un acontecimiento y no otra Fake News.

Hasta el momento, el presunto ataque químico fue más un rumor que un hecho concreto de violencia estatal, como se presumía desde las redes sociales. A tal punto, que el supuesto incidente no fue corroborado, ni se retomó días después por algún actor político de oposición al gobierno. Pero, ¿qué se buscaba con esta noticia falsa acerca el ataque químico?
Un elemento a considerar, es que los ataques con armas químicas son materia suficiente para una condena internacional y la intromisión de más de alguna fuerza militar de un país central: Estados Unidos, por ejemplo.

Fuga de Dinero

Cuando lo noticiable no estaba alrededor del tópico de la violencia, la propagación de la desinformación viraba hacia otros temas sensibles para la población, como es el asunto de la economía; específicamente, la “fuga de dinero” durante la crisis.

El Banco de la Producción (Banpro) desmintió en reiteradas ocasiones la supuesta fuga de dinero.

De tal manera que el contenido emocional, a diferencia de los mensajes enfocados en la violencia que evocaban miedo y guerra, los de la “fuga de dinero” se basaron en la argumentación de la incertidumbre económica para la población nicaragüense por sus ahorros e inversiones, era el objetivo secundario. Aunque con mucha probabilidad, se puede señalar que el objetivo primario era la viralización de los mensajes de “fuga” para aumentar la crispación social del campo popular desde el campo económico.

“Gobierno controla tu Internet”

La Crisis de Abril tuvo muchos temas álgidos, principalmente, aquellos relacionados con la violencia y la economía. No obstante, hubo un tópico que no se quedó atrás, el cual fue el concerniente a la regulación del internet. Resulta que durante la crisis hubo un relato de que se interrumpía la señal del internet con fines políticos, para ocultar de la opinión pública determinados hechos conflictivos.

Claro Nicaragua debió desmentir la copiosa falsa información que circulaba en redes sociales acerca de interrupciones “voluntarias” y modificaciones de redes wifi.

En fin, la posverdad de la regulación del internet por parte del Gobierno se esparció en la temporalidad que duró la Crisis de Abril. A como con otras noticias falsas, este asunto de la regulación del internet ya no es tema de debate, ni controversia. Esa fugacidad levanta sospecha, y deja a entrever que lo que una vez fue noticia, o rumor, mejor dicho, fue una politización más vinculante a la evolución coyuntural de la crisis.

“Nicaragua, tierra digna de reconciliación y paz”

Declaración de Managua. Coloquio Ecuménico

“No dejes que nadie se robe tu Esperanza”. (Papa Francisco)

Reunidos en Managua, líderes cristianos de diversas creencias religiosas y personas de buena voluntad del ámbito político, social, artístico, intelectual, hemos hecho Memoria histórica de un Cristiano ejemplar y un militante de la causa Sandinista como lo fue nuestro amigo y compañero Miguel D’Escoto; Misionero, Diplomático y defensor de las Causas Justas de la Humanidad. Este Coloquio Ecuménico nos anima, hoy como ayer, a seguir clamando y trabajando por la Justicia, la Reconciliación y la Paz para esta digna y bendita Nicaragua.

A la luz de los diversos diálogos y brillantes ponencias de distinguidas personalidades, y después de escuchar tan emocionantes relatos sobre la fructífera vida y la inmensa obra de P. Miguel, nos parece justo y necesario compartir algunos aspectos relevantes que marcaron la praxis cristiana, social y revolucionaria de este Profeta del siglo XX. Vemos como hoy, su palabra y acción profética nos interpelan ante las nuevas amenazas que se han desatado en contra de esta tierra nicaragüense que tanto amó y por la que tanto luchó hasta el final de sus días.

Como no tener siempre presente, por ejemplo, esta reflexión Cristiana del Hermano Miguel sobre la percepción histórica de la Revolución Sandinista: “La lucha por tomar en sus manos la historia es uno de los rasgos que caracteriza la experiencia del pueblo de Nicaragua e igualmente la del pueblo pobre en nuestro continente. Lucha larga con atardeceres prematuros a veces, pero también con amaneceres radiantes que nos llaman al trabajo bajo el sol”.

Ahora, inspirados desde esa sabiduría histórica y considerando que los ojos del mundo están en Nicaragua y que las Iglesias Cristianas siguen con interés la actual coyuntura política-eclesial del país:

-Reafirmamos el profetismo cristiano y la fuerza de la palabra en el apoyo irrestricto de la lucha de los pueblos a la autodeterminación y el no al injerencismo que el Padre Migue D’Escoto, defendió y promovió durante toda su gestión como Canciller de la República de Nicaragua y como Presidente de la Asamblea General de la ONU.

-Sentimos una enorme alegría -un Kairós- al comprobar que el P. Miguel vive en medio del Pueblo de Nicaragua, se le recuerda con respeto en diversos ambientes políticos y cristianos de Latinoamérica y del mundo como a un Diplomático comprometido con el sentido de la Dignidad de los Pueblos y que “tendía puentes para la Paz”.

-Constatamos que, en forma transversal, se le recuerda con gratitud esa inusual capacidad de ver e intentar resolver con eficacia los acuciantes problemas que afectan a la Madre Tierra, como consecuencia de la aplicación de un “capitalismo salvaje” que está liquidando y depredando los bienes naturales que permiten la vida humana y de toda especie.

-Antes, durante y después de este Coloquio Ecuménico, quedará no solo para la reflexión desde la historia, la valiosa entrega de P. Miguel, que desde una profunda dimensión espiritual que le marcó desde muy joven, desarrolla su condición operatus de ser cristiano en fidelidad al Evangelio.

Ahora, en esta Declaración de Managua, es nuestro deseo decirle al mundo que, desde nuestra perspectiva cristiana y desde nuestra convicción política no violenta: Nos oponemos a los intentos de golpe de Estado en Nicaragua. Le decimos no a la violencia, al caos y al terrorismo que el pueblo ha padecido como consecuencia de los tranques, la agitación social y los actos violentos de una insensata oposición intransigente que no quiere ni la reconciliación ni la paz.

No podemos, como cristianos que anuncian y construyen el Reino, aceptar una espiral de violencia que solo beneficia, irresponsablemente a la promoción del caos -contra Deum-. Nos rebelamos cuando ciertas instancias religiosas, día a día desde los púlpitos pregonan no la reconciliación ciudadana, sino que instan inescrupulosamente a la feligresía a protestas y movilizaciones violentas que terminan en enfrentamientos que hieren el alma del Pueblo Nicaragüense. Es lo que vemos y escuchamos, sin prejuicios, desde este fraternal encuentro de Memoria y Diálogo para la Paz, esa misma Paz por la que tanto luchó y sufrió nuestro Hermano Misionero y Canciller Miguel D’Escoto.

Finalmente, y desde nuestra conciencia cristiana comprometida con la justicia y la paz; hacemos nuestra la interpelante reflexión propuesta en la Convocatoria a este Solemne Coloquio Ecuménico:

“La unidad que el mundo exige de nosotros es una unidad nacida del amor y del deseo de convertirnos todos en instrumentos de paz, justicia y solidaridad. Creo firmemente que esto es esencial para garantizar que alcancemos nuestras metas comunes mientras mantenemos respeto para nuestros más importantes y diversos intereses nacionales. Por lo tanto, el odio, rencor o el revanchismo no podrán nunca admitirse en nuestra lucha ya que, por el contrario, es precisamente contra eso que luchamos con toda firmeza y amor inclaudicables”.

Padre Miguel D’Escoto /
Asamblea de la Organización de Naciones Unidas, Sept. de 2008).
Comité Ecuménico Latinoamericano por la Paz en Nicaragua
Comunidad Cristiana San Pablo Apóstol – Managua
Centro Gaspar García Laviana – Managua
Líderes Políticos, Sociales, Religiosos, Intelectuales de Argentina, Bolivia, Costa Rica, Chile, Cuba, El Salvador, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.
Managua, 27 de Septiembre de 2018

“Mayoría del pueblo nicaragüense está por la paz”

Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó que la inmensa mayoría del pueblo está por la paz y la defenderá hasta las últimas consecuencias e indicó que el método más efectivo para asegurarla es la reconciliación.

Al intervenir al final de una multitudinaria marcha por varias arterias de la capital y que se concentró en la emblemática avenida de Bolívar a Chávez, Ortega aseguró que el pueblo y, en particular el sandinismo, tienen un compromiso por la paz.

El mandatario sostuvo que la reconciliación se debe practicar todos los días, a fin de evitar que se vuelvan a repetir los episodios de terror que costaron la vida a 199 personas en los últimos meses, producto de una intentona golpista de la derecha financiada desde el exterior.

“Tenemos que asegurar la paz y la paz la aseguramos conversando, platicando en la comunidad, en el barrio y manifestando que tenemos una gran fortaleza moral’, subrayó. En ese sentido, resaltó que Nicaragua es un pueblo con una gran fortaleza moral, dignidad y orgullo.

Cualidades que el jefe de Estado consideró dan precisamente la fortaleza para hacer las multitudinarias marchas y caminatas pacificas por la paz y la justicia como las que se vienen realizando últimamente.

“Estas sí son marchas de verdad, pacíficas y el que tiene la fortaleza para caminar, hacer marchas pacíficas, es porque tiene la seguridad de que está haciendo lo correcto y está bendecido por Dios y eso le da más fortaleza para seguir librando la batalla de esta forma’, puntualizó.

Por otra parte, el presidente también recordó que por estos días se celebró la 73 Asamblea General de Naciones Unidas, en de Nueva York, “una ciudad donde -dijo- hay mucha riqueza, pero también hay mucha pobreza, mucha miseria”.

Apuntó que resulta increíble como en esa sociedad tan rica y opulenta existan ciudadanos norteamericanos, ya no digamos los emigrantes, que padecen de la miseria y pobreza y que cuando llega el invierno mueren de frío.

A su vez, destacó que en dicha asamblea se escuchó la voz de los pueblos de América Latina y el Caribe cuando hablaron los presidente de Venezuela, Nicolás Maduro; de Cuba, Miguel Díaz Canel; y de Bolivia, Evo Morales.

En tanto, criticó que la Organización de Naciones Unidas (ONU) está muy lejos de serlo en realidad, ante la división existente en el planeta. Por un lado, la riqueza concentrada en unos pocos y por otro lado, la pobreza y la miseria, esa es la verdad, argumentó.

“Cuando la riqueza no se distribuye de manera equitativa, viene la práctica de la injusticia, la avidez de la riqueza lleva a políticas de expansionismo, colonialismo, de dominación; esa ha sido la práctica a lo largo de la historia’, reflexionó.

Advirtió que los imperios siempre han buscado la manera de dominar a los pueblos para tener bajo su control mayor riqueza, fuerza militar y económica.

No hay discurso en la ONU que no se refiera a la paz, pero desgraciadamente es poco lo que hacen quienes tienen el gran poder militar y económico para llegar a promoverla mundialmente, abundó.

En opinión del mandatario si bien muchos defienden los principios de la paz y la no intervención, hay una minoría que nos los respeta ni los acata y siguen promocionando muertes y guerras, como las amenazas lanzadas contra Venezuela después del intento de asesinato contra Nicolás Maduro.

No obstante, aseveró que ni Venezuela y Cuba, víctima de un brutal bloqueo por más de medio siglo, se rinden.

EEUU pretende repetir golpe a Salvador Allende

Estados Unidos pretende repetir en países como Nicaragua, Venezuela y Bolivia lo que hizo en Chile, al financiar y organizar el sangriento golpe contra el presidente Salvador Allende, denunció en Perú el periodista y activista solidario Gustavo Espinoza.

En un homenaje a Allende, el poeta Pablo Neruda y el cantautor Víctor Jara, Espinoza recordó que la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) es la responsable del golpe contra Allende, según consta en documentos desclasificados por esa entidad de espionaje.

En aquella época la CIA conspiró contra el Gobierno del presidente nacionalista peruano Juan Velasco y otros gobernantes que no se sometían a Washington, recordó el también director del Centro de Estudios, Democracia y Soberanía (CEDIS), organizador del homenaje realizado en la Casa del Maestro.

Espinoza dijo que lo mismo pretende hacer hoy Estados Unidos con Venezuela y Nicaragua y busca además impedir que Evo Morales siga gobernando Bolivia y que el partido del expresidente Lula llegue al poder.

También, al tiempo que agrede a Bolivia, se propone liquidar políticamente con argucias judiciales a la expresidenta argentina Cristina Kirchner, según el expositor.

En el homenaje a Allende, oradores y artistas se refirieron a la lucha del pueblo de Chile por construir una nueva sociedad bajo las banderas de la Unidad Popular y soportar las maniobras desestabilizadoras promovidas por Washington, que solo pudo imponerse con el golpe de septiembre de 1973.

El economista Manuel Lajo, quien en 1973 estudiaba en Chile, relató el grave peligro que corrieron los jóvenes peruanos por la brutal represión y señaló que en esta actuaron elementos con evidente acento inglés, elementos de la CIA.

El sociólogo chileno Ricardo Jiménez destacó las luchas de los trabajadores y el pueblo de Chile contra el golpe y la dictadura.

La periodista Grace Gálvez Núñez hizo una exposición sobre la vida y obra de Pablo Neruda, y en particular a su poemario “Incitación al Nixoncidio y alabanza de la Revolución Chilena”.

Nuevas expresiones de solidaridad con Nicaragua

Nuevas expresiones de solidaridad y reclamos de paz para el pueblo de Nicaragua llegan hoy de diversas partes del mundo, tras un intento de golpe de Estado en el país con saldo de 199 muertos.

Desde Patagonia, en el Cono Sur, enviaron mensajes de apoyo a los nicaragüenses y al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ante las afectaciones de la intentona golpista, azuzada y financiada por la derecha y grupos políticos externos, de acuerdo con denuncias del Ejecutivo.

El reconocido intelectual argentino Atilio Borón también mostró su apoyo a la campaña Nicaragua quiere paz, durante un evento del Partido Comunista de España (PCE).

Al Premio Internacional José Martí se sumaron el secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Chile, Eduardo Contreras, y el responsable de Paz y Solidaridad del PCE, Remedios García.

En el Parlamento de Irlanda del Norte, diputados del partido de izquierda, Sinn Féin, reiteraron la solidaridad histórica de esa nación constitutiva del Reino Unido con el FSLN, durante una visita de trabajo del vicanciller de Nicaragua, Valdrack Jaentschke.

Legisladores de esa fuerza política irlandesa reconocieron los avances del gobierno de reconciliación y unidad nacional y rechazaron el fallido golpe, la campaña de desinformación mediática, así como los intentos de injerencia extranjera en el país, en particular de Estados Unidos.

También felicitaron al presidente Daniel Ortega por su firme respuesta ante la violencia y zozobra creada en el país de abril a julio, y su estrategia de apostar por la paz, unidad y reconciliación de los nicaragüenses.

Cruzada contra izquierda latinoamericana llega a la ONU

Encabezada por el presidente estadounidense, Donald Trump, la cruzada contra los gobiernos revolucionarios de América Latina llegó por estos días a Naciones Unidas, organización multilateral que enarbola el respeto a la soberanía como principio.

Venezuela, Nicaragua y Cuba constituyen el blanco principal de acusaciones y amenazas, que desafían lineamientos refrendados hace 73 años en la Carta de la ONU para preservar la paz, la estabilidad y la cooperación globales.

En su discurso, Trump arremetió contra la Revolución Bolivariana y lo que calificó de “sus patrocinadores cubanos”, además de atribuir al socialismo sufrimiento humano y opresión.

“Virtualmente donde quiera que el socialismo o el comunismo han sido intentados, han producido sufrimiento, corrupción y decadencia”, dijo en la primera sesión del debate de alto nivel de la Asamblea General, en su 73 Período de Sesiones.

Apenas 24 horas después, el jefe de Estado cubano, Miguel Díaz-Canel, recordó en su primera intervención en un debate general, los males que el capitalismo y el orden internacional derivado de ese sistema han causado a la humanidad.

“Es absurdo pero coherente con la irracionalidad de un mundo en el que el 0,7 por ciento más rico de la población puede apropiarse del 46 por ciento de toda la riqueza, mientras el 70 por ciento más pobre solo accede al 2,7 por ciento de la misma”, advirtió.

Díaz-Canel denunció en la plenaria de los 193 Estados miembros de Naciones Unidas, que tres mil 460 millones de seres humanos -alrededor de la mitad de la población mundial- sobreviven en la pobreza, mientras 821 millones padecen hambre, 758 millones son analfabetos y 844 millones carecen de servicios básicos de agua potable.

“Esas realidades no son fruto del socialismo como el Presidente de EEUU afirmó en esta sala, al contrario, son consecuencias del capitalismo, fundamentalmente del imperialismo y el neoliberalismo, del egoísmo y la exclusión que acompaña este sistema y sobre todo de un paradigma económico, político, social y cultural que privilegia la acumulación de grandes riquezas en pocas manos a costa de la explotación y miseria de las grandes mayorías”, sentenció.

LA DERECHA LATINOAMERICANA

Mandatarios que encabezan gobiernos de derecha en América Latina, se sumaron en la Asamblea General a los esfuerzos de Washington con su revitalizada Doctrina Monroe (proyecto de dominación regional) para imponer cambios de régimen a quienes no siguen sus dictámenes.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, utilizó un duro lenguaje contra Venezuela, Nicaragua y Cuba, con el argumento de supuestas violaciones de los derechos humanos.

Piñera, en un acto poco común en la casa del multilateralismo y el diálogo, afirmó que su país “no reconocerá la validez del nuevo gobierno del presidente (Nicolás) Maduro, a partir del 10 de enero de 2019, pues la elección carece de toda legitimidad (…)”.

También su par argentino, Mauricio Macri, antepuso la hostilidad a la diplomacia en la ONU, con el calificativo de dictadura al gobierno de Venezuela y acusaciones de crímenes de lesa humanidad.

Por su parte, el mandatario de facto de Brasil, Michel Temer, mencionó el tema de los migrantes venezolanos, alegando un estimado de un millón de personas ‘que han dejado su país buscando condiciones más dignas de vida’.

A su turno en el podio de la Asamblea General, el presidente peruano, Martín Vizcarra, condenó ‘la ruptura del orden constitucional en Venezuela’ y cuestionó la legitimidad de los comicios del pasado 20 de mayo, en los cuales Maduro logró de manera categórica la reelección.

Antes del comienzo del segmento de alto nivel del 73 Período Sesiones, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, denunció los planes de Estados Unidos y sus seguidores en la región. “Venimos a este organismo multilateral a denunciar las campañas de quienes buscan hacerse con el control de nuestros recursos”, declaró a periodistas.

En sus discursos del miércoles, el presidente Maduro y el jefe de Estado boliviano, Evo Morales, rechazaron la agresividad que Washington lidera contra Caracas, que incluye la amenaza de una intervención militar.

Maduro reiteró el empeño en construir un proyecto autónomo de sociedad basada en la identidad y la cultura propia, pese a la injerencia y la hostilidad de Estados Unidos y sus aliados.

Por su parte, Morales llamó a la Casa Blanca a abandonar sus medidas ilegales y unilaterales, y acusó al capitalismo de males que azotan a la humanidad, como el cambio climático, la pobreza y el armamentismo.